Eventos

Publicación de Eventos relacionados a la Psicología y Recursos Humanos.

Nuevos artículos de Management

Artículos de Liderazgos y Ps. Gerencial.

Artículos sobre Clima Laboral

Nuevos artículos con temas de Clima y Satisfacción Laboral, Motivación y Cultura organizacional.

Búsqueda de TALENTOS

Herramientas y artículos para la Selección de Personal: Head Hunting, Assesment Cener, Otros.

Comunicación Organizacional

Nuevo temas de las TIC's en el aplicado al área de RRHH.

11 de julio de 2014

Los recursos humanos se globalizan

Por RRHH Digital

En el mundo hay 3.000 millones de trabajadores, de los cuales el 80% está empleado en países emergentes y en vías de desarrollo. Esta cifra es directamente proporcional al crecimiento poblacional de estos países, frente al estancamiento de los países europeos. Esta es la principal conclusión del informe “Ocho mil millones de oportunidades de negocio-Los RR HH se globalizan”, de Roland Berger Strategy Consultants.

Según el informe, a medida que crece la población en edad de trabajar de los ‘Focus 20’ –Argentina, Brasil, China, Colombia, Egipto, India, Indonesia, Irán, Iraq, Malaysia, México, Nigeria, Pakistán, Perú, Rusia, Arabia Saudí, Sudáfrica, Tailandia, Turquía y Vietnam-, también lo hace su PIB. De hecho, mientras que en Europa el crecimiento en 2012 será de un 1% o menos, en estos países será de hasta un 8%. 

"Los países emergentes se están convirtiendo cada vez más en el centro de la actividad económica, y esto también está cambiando el mundo laboral”, afirma Bernd Brunke, socio de la oficina de Berlín de Roland Berger y miembro del equipo gestor global de la firma. "Las empresas tienen que ajustar sus estrategias a este nuevo equilibrio demográfico si no quieren dejar pasar importantes oportunidades que la globalización les puede ofrecer”, añade Brunke.

El estudio revela que para 2030, estos países representarán el 70% del crecimiento del PIB global, y esto se traduce en un crecimiento significativo para sus mercados laborales. De hecho, ya en 2010, uno de cada tres nuevos puestos de trabajo fue creado en China o India, mientras que los mercados occidentales ya están experimentando una falta cada vez mayor de especialistas. 

Nuevas estrategias de RRHH

Los expertos de Roland Berger prevén que en 2030 harán falta entre 200 y 300 millones de especialistas en todo el mundo a causa de los cambios demográficos. A causa de la pirámide de población cada vez más envejecida, países como Alemania necesitarán cuatro millones de empleados cualificados, mientras que China tendrá una escasez de 20 millones.
El crecimiento de la fuerza de trabajo cualificada en países emergentes se debe, entre otros motivos, al aumento de graduados universitarios. Por ejemplo, entre 2006 y 2011, el número de licenciados en países emergentes aumentó entre un 30 y un 50%, a pesar de que solo entre un 10% y un 20% de ellos satisface los estándares internacionales, entre ellos el inglés. 

Al contrario de lo que ocurre en los países industrializados, en los que el inglés es la lengua para los negocios internacionales, existe un porcentaje bajo de profesionales con el nivel de inglés exigido por las compañías occidentales. Existen, sin embargo, excepciones a la regla, como Tailandia, donde el 27% de la población es bilingüe en inglés.

Según Zimmermann, “esta necesidad de mejora de habilidades lingüísticas en países emergentes debería empujar a las compañías occidentales a poner un mayor énfasis en la educación y formación vocacional de sus empleados locales, ya que los empleados que hablen inglés serán fáciles de integrar en procesos de negocios internacionales”.

Diversidad e inclusión 
La diversidad dentro de una compañía es cada vez más importante debido a la competitividad global, ya que las plantillas compuestas por una mezcla equilibrada de hombres y mujeres, empleados jóvenes y con experiencia, y personas de distintas nacionalidades y culturas ofrecen a las compañías ventajas considerables. 

"Esta diversidad permite a las compañías tomar decisiones globales más rápido, abrir nuevos mercados más rápido y aumentar la productividad y la creatividad de sus empleados", asegura Bernd Brunke, de socio de Roland Berger. "Esto incrementa su motivación y ayuda a atarlos a la empresa a largo plazo, lo que reduce las fluctuaciones en la plantilla y una potencial fuga de talentos destructiva”, añade. 

En este sentido, es cada vez más importante para las empresas incluir un número elevado de mujeres en sus plantillas. En consecuencia, las mujeres formadas procedentes de naciones emergentes representan una base enrome de potencial en el mercado global de talentos. En los Emiratos Árabes Unidos, el 65% de todos los graduados universitarios son mujeres, mientras que en Brasil representan un 60% y en China un 47%. El 86% de las mujeres en Rusia de entre 18 y 23 años cursan estudios superiores.

Salarios

Por otro lado, las empresas necesitan, además de reclutar el mejor talento, retenerlo si quieren mantener una ventaja competitiva a largo plazo. Para conseguirlo, un salario atractivo no es lo único que juega un papel importante, sino que también hace falta una gestión de talento bien concebida. 

Una buena gestión de talento incluye opciones de formación a medida avanzadas, conversaciones de evaluación periódicas y oportunidades laborales transparentes para empleados internacionales.

¿Es bueno ser demasiado sincero en el trabajo?

Decir las cosas sin pensar, aun acogiéndonos a la verdad, no es la mejor opción y menos en el ámbito laboral. Como señala José Manuel Chapado, socio de Isavia, “no siempre es bueno ser sincero. En la mayoría de la ocasiones el error no está en un exceso de sinceridad, sino en una desmesurada diplomacia. Hay una corriente de lo políticamente correcto que ha hecho que perdamos la capacidad de decir lo que pensamos”. Se puede decir todo, lo que hay que cuidar es el cómo.



El problema se plantea cuando las personas no distinguen la sinceridad del sincericidio. Lo explica Maite Gómez Checa, coach senior y socia de Ice Coaching: “Son aquellas personas que creen que ser sincero es decir lo que uno piensa en todo lugar y situación, en vez de poner el foco en las consecuencias y en cómo puede afectar a terceros”. Checa asegura que estos individuos creen que están legitimadas a decir lo primero que se les viene a la cabeza porque se amparan en la creencia de que dicen las cosas por su bien”.
Sin embargo, en estos casos no hay que pensar tanto en uno mismo como en las consecuencias que plantar cara y decir la verdad puede tener en el resto. Para evitar abrir heridas, innecesarias Chapado plantea un ejercicio tan simple como preguntarnos para qué lo queremos decir, no el porqué. Si es para que el culpable no lo vuelva a repetir es correcto, pero si es en beneficio propio no tiene sentido. “Si se utiliza la sinceridad para descargarse emocionalmente, es mejor guardar silencio”, señala Chapado.
Lo cierto es que en la oficina conviven profesionales de todo tipo porque, como dice Checa “hay personas que sostienen la idea de sentirse en posesión de la verdad y no reconocen que pueden existir otras maneras de observar o percibir la realidad distintas de la suya”.
Diplomacia y sinceridad
Un error muy común es confundir la diplomacia con la sinceridad. Un exceso de lo primero puede tener consecuencias nefastas para la organización. Algunos mandos no se atreven a decir la verdad o a plantear lo que opinan por miedo a las consecuencias, en opinión de Chapado, una actitud que las empresas deben corregir. Este vértigo que en muchas organizaciones fomentan como parte de su cultura, puede tener efectos muy nocivos: “La alta dirección es mucho más razonable de lo que los mandos piensan. Muchos directivos están deseando escuchar opiniones diferentes. Y si se calla se pierde una oportunidad que puede resultar beneficiosa para la organización”.

El socio de Isavia asegura que el caudal de verdad que se dice y se oculta en una empresa es un barómetro que desvela su grado de madurez. La sinceridad es el primer paso para lograr la transparencia que muchos directivos enarbolan como su mejor tesoro. Pero, recuerde, que si en su empresa es el último en enterarse de lo más importante y no se atreve contradecir a su jefe, quizá está en el sitio equivocado. La transparencia empresarial es una garantía de supervivencia porque permite a los profesionales trabajar sin miedo e innovar.
Y, como recuerda Gómez Checa, la clave no está en el qué, sino en el cómo. Algunas de sus pautas para que la sinceridad no se vuelva en nuestra contra son:
1. Identificar el momento y lugar oportuno para expresar lo que uno piensa.
2. Expresar lo que piensa dejando el espacio al otro para que pueda dar su opinión.
3. Enfocarnos en el comportamiento o en el hecho de qué queremos comunicar, no centrarnos en la persona.
4. Potenciar la conversación para abrir nuevas posibilidades.

17 de junio de 2014

Lo urgente vs. lo importante: pautas para organizar el tiempo y evitar los estados de ansiedad

Las urgencias son el peor enemigo de los resultados. Constituyen una causa de estrés para el trabajador, y también de desmotivación pues, con las prisas, lo más normal es que finalices la tarea rápidamente, pero de forma mediocre. La planificación, clave.


Las urgencias son el peor enemigo de los resultados. Interrumpen lo que estás haciendo, te hacen perder el hilo y, encima, muchas veces ni siquiera son verdaderamente importantes. Constituyen una causa de estrés para el trabajador, y también de desmotivación pues, con las prisas, lo más normal es que finalices la tarea rápidamente, pero de forma mediocre. La clave está en la planificación.
¿Se puede planificar una urgencia? Lo que sí es posible es reservar un espacio de tiempo cada día para posibles imprevistos, consigna un artículo del diario Expansión. Quique Gonzalo, fundador de la app de productividad personal Hightrack, distingue entre estos dos conceptos: "Un imprevisto no te ayuda a alcanzar tus objetivos".

En cualquier caso, existe una serie de pautas que te ayudaría a organizar mejor tu tiempo y evitar estados de ansiedad innecesarios.

Establece tus prioridades

En el libro Start: productividad para humanos, escrito por Quique González y Berto Pena, fundadores de Hightrack, se insiste en la necesidad de ordenar tus prioridades. Éstas "te ayudan a decir no a un compromiso que no te conviene, a ignorar una tarea que no cuenta, a descartar una actividad que ya no te aporta, a desechar un mal hábito que te perjudica y a detener un proyecto que no te hace crecer". Hacete preguntas simples y directas, y escribe las respuestas.

Encuentra tu motivación
En Un mundo feliz, la obra maestra de Aldous Huxley, los ciudadanos eran productivos pese a no tener una meta. Esta idea no resulta verosímil. "Quien tiene prioridades tiene motivos, quien tiene motivos se interesa, y quien se interesa hace las cosas y avanza".
Y al contrario, "la falta de prioridades o de motivos fomenta el caos diario y la improductividad", expone el libro de Hightrack. De nada sirve pasar día y noche en la oficina si pierdes de vista por qué estás ahí, advierte Expansión.

Márcate un plan de acción
No hay mejor motivación que un objetivo a largo plazo, pero para llegar hasta él hay que ir poco a poco.
En la escuela de negocios Esade, recomiendan a los emprendedores e intraemprendedores "establecer una serie de hitos intermedios (las empresas tecnológicas suelen hablar de milestones), y celebrarlo cuando superes cada uno de ellos". 

Hacer paradas en el camino te servirá asimismo para mirar atrás y hacer balance de los logros alcanzados hasta entonces.
Si eres constante, de la repetición de ciertas actitudes o actividades crearás un hábito. Funciona como una espiral. Paso a paso, irás alcanzando tus objetivos, y esto te motivará a su vez a seguir trabajando, mejorando, esforzándote.

Planifica tu día a día
Una vez que tengas tus prioridades, tu motivación y las metas claras, es el momento de marcar las tareas que debes hacer ese día, o esa semana. Sin el trabajo previo descrito en los tres primeros puntos, probablemente redactarías un listado de tareas, pero es difícil que establecieras el orden en base a la relevancia de cada una de ellas, y su aportación a la consecución de tus metas.

Los fundadores de Hightrack distinguen aquí entre tareas útiles (las que más resultados te dan), vacías (que no te aportan nada) y falsas (te roban tiempo y energía, y te alejan de los resultados). Lo común es que no haya más de dos o tres de las primeras en un mismo día.

Deja margen para posibles fallos, retrasos o imprevistos. "Van a llegar seguro. El mejor modo de vencerlos es dejando un colchón para reaccionar", apunta el citado libro.

Sé realista, no te cargues con más tareas de las que podrías asumir. "Generalmente, la concentración se mantiene durante aproximadamente 45 minutos, por lo que es recomendable descansar unos minutos y parar de realizar la tarea, para luego continuar con ella de una forma más efectiva", aseguran a Expansión los expertos de la firma de desarrollo directivo Imantia.

Y, de vez en cuando, desconecta. "Es importante planificar espacios en los que se cierra el email y se hace el trabajo concentrado y sereno", dice la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles.

Termina las tareas
"Las personas somos muy buenas empezando cosas pero no tan buenas terminándolas". El libro Start: productividad para humanos establece que "una tarea terminada es una tarea menos", mientras que "una tarea a medias tal vez sea una urgencia mañana".

De todos modos, recuerda que no todos los imprevistos son urgentes. Tómate unos segundos antes de precipitarte a dejar lo que estás haciendo para ponerte con ello.

Adelántate a los imprevistos

Además de una agenda bien planificada, hay ideas que surgen en el día a día que si se anotan convenientemente, pueden ahorrarte un tiempo considerable el día de mañana

"Muchas ideas tienen poco valor en el momento en que nacen pero se vuelven útiles después. Si las capturas primero, luego las puedes recuperar, desarrollar y utilizar. Lo mismo le ocurre al material de referencia (páginas web, citas o referencias)", exponen desde Hightrack.

Las tareas aburridas, también
"Mejor dejo esto para mañana"; "ya lo haré en otro momento"; "estoy seco de ideas". No son más que excusas para posponer, una y otra vez, esas tareas que te resultan más aburridas. Busca el lado positivo de esa labor que tanto te espanta a priori, no la dejes para el final. Puedes aplicarte la gamificación a ti mismo, imponiéndote una pequeña recompensa cuando termines, que sirva como estímulo.

El clima laboral cumple aquí una función muy importante. "¿A quién le gusta ir a un trabajo donde no está contento o el clima es inestable? Las emociones positivas siempre van a frenar el efecto de las emociones negativas, por tanto es importante promover un clima laboral agradable", comentan al diario español desde Imantia.

No te atasques
No hay nada peor que el estrés para tu concentración. Imagina que se produce un imprevisto, y que éste resulta ser urgente e importante. No te bloquees, piensa primero en cómo reorganizar tu día y céntrate en superar el primer paso de tu nueva tarea, a continuación el segundo, y así hasta que la concluyas.

Identifica tus "antitareas"

Tan importante como saber qué debes hacer, es conocer lo que no tienes que hacer. Tu lista de antitareas la pueden componer hábitos, gestos, rutinas o incluso personas.

Hightrack propone la siguiente metodología: "Haz dos columnas. En una de ellas escribe los malos hábitos, gestos o actividades que te hacen distraerte, perder el tiempo o desgastarte sin conseguir resultados. En la otra, las tareas que debes evitar (trabajo falso) y aquéllas que tienes que hacer pero a las que debes dedicar las energías justas (trabajo vacío)".

Conócete a ti mismo
Hay quien se concentra mejor a primera hora de la mañana, quien trabaja mejor por las tardes, y después están los búhos. No hay opciones mejores y peores, especialmente si hablamos de organizaciones que permiten el teletrabajo o, al menos, una cierta flexibilidad de horarios. 

Conocer tus propios biorritmos te permitirá elaborar una agenda más realista y productiva, estableciendo las tareas que requieren una mayor concentración en los momentos del día en que te sientas más fresco, y las funciones más mecánicas en los periodos que se te hagan más cuesta abajo, concluye Expansión.

24 de mayo de 2014

Siéntete a gusto en el trabajo

Muchas personas pasan más de la mitad del día en el trabajo. Por ello, es necesario que el ambiente laboral sea lo más cómodo posible.

Armando Bazantes, psicólogo industrial, precisa que el diseño del entorno influye de forma positiva en el desempeño, con evidentes efectos para las organizaciones en términos económicos y en el capital humano.
Este especialista recomienda dedicar 10 minutos a ordenar el lugar de trabajo antes de comenzar la jornada laboral.
Si trabajas en un escritorio no dejes que los periódicos, libros y papeles caoticen el espacio.
Para Bazantes, la gente que prefiere un desorden organizado no ha disfrutado de la felicidad que da una mesa de trabajo ordenada.
“Se maravillarían de lo eficientes que pueden ser si trabajan de una forma menos desordenada”. Para él, la silla de trabajo es crucial para el éxito laboral, ya que muchas personas pasan largos períodos sentados. Sugiere adquirir una silla ergonómica para prevenir los problemas de espalda y del cuello.
La decoración también juega un papel crucial a la hora de mejorar el ambiente laboral.
Muchos detalles marcan a la larga la armonía del equipo de trabajo en una empresa y, por consiguiente, el rendimiento del mismo. Algunas organizaciones usan colores claros en las paredes para crear un entorno acogedor.

23 de mayo de 2014

Revelan los diez puestos de trabajo con fecha de vencimiento

Revelar fotos, alquilar una película o ir a una agencia de viajes se convirtió en tareas propias del siglo pasado. La tecnología ha relegado ciertas profesiones a la categoría de "especie en extinción" 

        
Revelar fotos, alquilar una película o ir a una agencia de viajes se convirtió en tareas propias del siglo pasado. La tecnología ha relegado ciertas profesiones a la categoría de "especie en extinción".

Algunas de ellas son ya la sombra de los que llegaron a ser y otras están, directamente, al borde de la desaparición. Muchos profesionales vieron como poco a poco la tecnología les fue comiendo terreno sin poder hacer nada para remediarlo, relata aun artículo publicado por el diario Expansión.

Un informe de Ciphr, empresa que lleva desde 1982 proporcionando soporte tecnológico a firmas mundialmente conocidas como Volkswagen o Asos, ha recopilado los empleos que se encuentran hoy en día a punto de caer en el olvido. 

Si su trabajo figura en la siguiente lista, quizás sea el momento de replantearse tu futuro laboral. 

1. Encargado de videoclub
En los años 80 y 90 los locales de alquiler de VHS parecían haber llegado para quedarse, pero la facilidad para obtener copias ilegales y el visionado legal online de películas, series o videojuegos ganó la batalla y los videoclubs pasaron de ser un establecimiento habitual en cualquier barrio a una rareza digna de coleccionista.

El estudio destaca el declive y cierre en noviembre del año pasado de Blockbuster, la que parecía la cadena insumergible del alquiler de películas, como ejemplo del fracaso de este modelo de negocio.

2. Trabajador de línea de montaje
Lo que antes era un trabajo eminentemente manual está cada vez más y más robotizado. Es cierto que alguien de carne y hueso tiene que estar manejando todos esos ingenios mecánicos, pero las tareas están prácticamente automatizadas y las fábricas ya no necesitan tantos empleados.

Los hechos son que desde 2008 a 2018 este tipo de puestos sufrirán una caída del 32%. En este desplome tienen también su parte de culpa los componentes extremadamente pequeños de algunos dispositivos tecnológicos que inhabilitan a los humanos para participar en las tareas de su montaje.

3. Agente de viajes
A muchos les cuesta recordar cómo planificaban sus vacaciones en la era pre-Internet. Buscar alojamiento o vuelos por cuenta propia era prácticamente una misión imposible y recurrir a una agencia de viajes resultaba inevitable. Pero las webs de reserva de hoteles, billetes o packs vacacionales al estilo "hágalo usted mismo" están acabando poco a poco con este tipo de servicio.

4. Cajeros de supermercado
Aunque resulte increíble también este tipo de empleo corre peligro. La llegada a los grandes supermercados de cajas automáticas en las que el propio cliente pasa los códigos de barras por el lector y paga su compra como si se tratara de una máquina expendedora sitúa en una posición un tanto incómoda a los cajeros.

Aun así, el elevado coste de estas máquinas demorará su llegada a todas las grandes superficies y hará que los encargados de cobrar las compras tarden bastante tiempo en decir definitivamente adiós.

5. Empleados de tiendas de fotografía
Cuando las cámaras funcionaban con rollos, era necesario recurrir a un profesional para recuperar las instantáneas de las últimas vacaciones o celebraciones familiares. La llegada de los dispositivos digitales acabó con los negativos y convirtió el revelado en algo tan sencillo que podía hacerse en casa. 

Además ya no tenía sentido acumular álbumes en las estanterías: con un simple click se pueden almacenar todas las instantáneas en la computadora o en las redes sociales y verlas cuando así se desee.

Este apogeo de los dispositivos digitales no sólo ha repercutido en las tiendas de fotografía de menos envergadura, sino que gigantes como Kodak o Polaroid estuvieron al borde de la bancarrota.

6. Carteros
El estudio sitúa a los carteros dentro de la zona de peligro, pero informan de que este empleo sobrevivirá unos años más. 

La proliferación de los mails y otras comunicaciones gratuitas hicieron que las cartas queden para nostálgicos, comunicaciones más oficiales y seguras (como las cartas certificadas) o para facturas (si no se opta por una versión electrónica). 

Eso sí, la paquetería es otra historia: la tecnología aún no ha podido sustituir a los repartidores ni ha encontrado una manera ‘virtual' de transportar las mercancías, por lo que esta parte del negocio aún no se ha visto afectada (si acaso favorecida por el auge del comercio online).

Los efectos de la tecnología ya han comenzado a lastrar las empresas dedicadas a la mensajería provocando EREs en compañías como Chronoexprés, filial de Correos, o reduciendo la facturación de firmas como Seur.

7. Operadores telefónicos
Los robots que identifican las frases de sus interlocutores y les responden en consecuencia van ganando terreno, pero los operadores siguen siendo aún necesarios en muchos casos, por lo que se calcula su extinción definitiva también tardará en llegar.

Eso sí, cada vez son más las compañías que acceden a los usuarios a través de aplicaciones de mensajería, emails o herramientas tipo chat (de hecho, este tipo de atención al cliente ha aumentado un 46% el último año) por lo que la profesión de telefonista tal y como se la conoce puede estar tocando a su fin.

8. Taxista
Aunque parezca mentira, los conductores de taxi comienzan a tener su propia competencia tecnológica. Grandes empresas como Apple o Google trabajan ya en la creación de coches inteligentes que puedan moverse por las carreteras sin necesidad de un piloto. 

De hecho, Google ya se ha aventurado y ha lanzado su vehículo autónomo a sortear el tráfico de la gran ciudad. Los expertos calculan que los coches dejarán definitivamente de necesitar un conductor en 2020.

9. Oficinista
Los administrativos también corren peligro porque, como ocurría con los operadores de la de montaje, la tecnología ha facilitado tanto su trabajo que cada vez hacen falta menos personal para llevar a cabo las mismas tareas.

10. Community manager
Es, quizás, el más sorprendente de los puestos en vías de extinción, ya que todo lo que "huele" a social media parece estar de moda. El informe recalca que ahora es un trabajo muy demandado, no paran de crecer las ofertas que buscan este perfil, pero que pronto muchos empleados complementarán sus tareas habituales con la gestión de redes sociales. La especialización en esta área, consideran, es algo pasajero.

Por tanto, esto no significa que las redes sociales vayan a dejar de ser una parte fundamental de cualquier negocio, sino que cualquier trabajador podrá mantener los perfiles de Facebook o Twitter al día, concluye Expansión.

5 de mayo de 2014

5 errores que cometen los jóvenes profesionales

Si ya te graduaste y estás ansioso por empezar a moverte en el mundo laboral, pisa tierra. No todo será fácil para encontrar un buen trabajo. Este será un periodo con largas esperas para entrevistas, desesperación porque quizá no te llamen, u otro motivo, pero mantente firme y evita estos cinco errores que te mencionamos a continuación.

1. “Mi título me asegura el trabajo”

La realidad es que tener un título universitario o de un instituto no te asegura nada en el mercado laboral. Las empresas no se valdrán de tus sendos diplomas para contratarte, pero sí se fijarán en otras fortalezas que tengas y en la promesa de éxito que ven en tí. Lo importante en la entrevista es que resaltes tus habilidades y demuestres que a pesar de tu corta experiencia (porque se supone que ya has tenido prácticas pre-profesionales) tienes todas las ansias de aprender y de hacer.

2. “Me visto como quiero”

Debes estar atento a tu imagen y la de los demás en tu nuevo centro de trabajo. Ya no te puedes vestir como se te dio la gana en la época de la universidad. Aprende sobre la cultura organizacional de la empresa y adáptate a ella. Usa una vestimenta adecuada sin perder tu estilo personal. No uses lentes de sol extravagantes o perfumes y maquillaje demasiado fuertes. Si eres amante de la moda y sus tendencias, está bien, pero siempre con sobriedad.

3. “Perdón por llegar tarde”

Llegar tarde a tu trabajo es una falta de respeto a la empresa, a tus jefes y a tus compañeros de trabajo. Acuérdate que sobre todo en la ciudad capital el tráfico está cada vez más pesado, así que debes salir con suficiente tiempo de anticipación para llegar a tiempo. Ser impuntual es ser descortez y demuestra poco interés ante tu nuevo trabajo.

4. “Sí ya entendí todo” (cuando no entendiste nada)

Si tienes dudas sobre tus actividades, pregunta. Es mejor preguntar varias veces para tener las cosas claras que luego cometer errores con resultados que repercutan en otras acciones. Muestra humildad y con respecto pregunta todo aquello en lo que tienes dudas. No seas un sabelotodo que dice que entendió y al final lo hace todo al revés. La soberbia es gran enemiga del aprendizaje.

5. “Pero si yo saqué 20 en todos mis cursos”

El mercado hoy valora las habilidades y virtudes de los trabajadores, los reclutadores ya no se guían solo en las notas como era antes. Pule tus habilidades, concientiza esos feedbacks negativos y positivos y mejora.
Llévate un aprendizaje de cada entrevista. Aprende de esos errores, esas respuestas que salieron sin pensar. Destaca tus habilidades. Antes de la entrevista infórmate todo lo que puedas sobre la empresa a la que estás aplicando. Y si logras ese trabajo, conviértete en una esponja que absorba todo lo mejor de la cultura organizacional de la empresa y aquellas cosas buenas que te puedan enseñar tus jefes y demás compañeros.
Ahora que te dimos estos tips. ¿Estás listo para ganar?
Fuente: Aptitus.pe

27 de abril de 2014

Rol, Tareas y funciones del Psicólogo Organizacional


Según la clasificación internacional de ocupaciones (CIUO-88) de la oficina internacional del trabajo (OIT) y el dictionary of Occupational Titles (DOTT) del U.S. Department of labor Employement and training Administration, se consideran denominaciones similares la del psicólogo industrial, psicólogo de ocupaciones, psicólogo del trabajo, psicólogo de ingeniería, psicólogo empresarial y psicólogo organizacional.
El licenciado en psicología organizacional es un profesional especializado en el comportamiento de las personas en el ámbito de las organizaciones. Su rol general abarca el estudio, diagnostico, coordinación, intervención, gestión y control del comportamiento humano en las organizaciones, es un profesional que contribuye a la generación de valor mediante la gestión y el desarrollo del talento humano.
Es un especialista del comportamiento humano en la organización, que está encargado de conocer y fomentar la satisfacción de los empleados con respecto a su trabajo, así como proponer y desarrollar  estrategias para incrementar el espíritu de equipo, implantar mejores procedimientos de selección, colocación capacitación, promoción y retención del personal, apoyar el incremento de la productividad mediante la adecuada integración hombre-máquina-organización, recomendar mejoras en la calidad de los productos y servicios, así como en las estrategias de marketing y publicidad de las empresas y orientar al gerente en cuanto a liderazgo, negociación y toma de decisiones.
La tarea principal del psicólogo organizacional es desarrollar y potencializar el capital humano para contribuir al desarrollo organizacional, con una visión holística que le permita relacionar las estrategias empresariales con el desempeño y las acciones de las personas.
Puede intervenir en las distintas áreas funcionales   de la organización, siendo las más relevantes: las áreas de recursos humanos, investigación comercial y marketing, producción y operaciones y a nivel de alta gerencia.
Los roles, tareas y funciones más importantes que cumple un psicólogo dentro de las organizaciones son las siguientes:
  • Planear, organizar y dirigir las actividades humanas y las relaciones laborales dentro de la organización, el cual comprende la admisión, la evaluación, la compensación, la retención y el desarrollo de las personas.
  • Aplicar las habilidades cognitivas y conductuales para observar, describir, analizar, diagnosticar y resolver los problemas o conflictos en las interacciones humanas y asegurar un buen clima y desarrollar la cultura organizacional.
  • Efectuar observación, entrevistas y aplicar encuestas y cuestionarios para diagnosticar el clima y la cultura organizacional, y recomendar las acciones preventivas o correctivas que sean pertinentes.
  • Investigar, identificar y modificar los elementos o factores físicos y sociopsicológicos, que influyen en el comportamiento humano en el trabajo y que impactan en la eficiencia organizacional, vale decir en el clima, la productividad y la rentabilidad de la organización.
  • Asesorar a la gerencia en lo referente a las negociaciones colectivas, con los trabajadores, así como para la creación y mejora de la imagen empresarial en el entorno social y económico.
  • Diagnosticar, evaluar, integrar y aplicar las habilidades cognitivas, sociales y técnicas del personal en el trabajo y en el empleo de las maquinas, para incrementar la productividad, mejorar el clima organizacional, evitar fatigas y prever accidentes o enfermedades ocupacionales.
  • Generar y proponer soluciones que contemplen, la integración humana, la creatividad, la innovación y la mejora continua dentro de los procesos productivos, operativos y administrativos de la organización, concordante con los conceptos de ergonomía.
  • Efectuar estudios sobre las necesidades del consumidor mediante técnicas cualitativas y proponer mejoras en el diseño de los productos, en la prestación de servicios, así como en las estrategias de marketing y de comunicación publicitaria.
  • Asesorar en lo referente a los estilos de liderazgo y el ejercicio de la autoridad, así como las técnicas de negociación con compradores, proveedores y competidores, para el logro de los objetivos organizacionales.
  • Recomendar políticas y acciones para incentivar, compensar y remunerar al personal, así como asegurar su bienestar, seguridad y salud ocupacional.
  • Diseñar programas de rotación, inducción, entrenamiento y capacitación para el desarrollo del personal, así como los planes de carrera y ascensos del personal.
  • Conocer los fundamentos teóricos conceptuales, así como la administración, evaluación e interpretación de las pruebas psicológicas y cuestionarios en los procesos de selección de personal y de diagnostico del clima y la cultura organizacional.
  • Poseer una visión sistémica y holística del comportamiento humano en la organización y de esta, dentro del entorno social, legal y cultural.

¿Vale mi opinion en el trabajo?

Generalmente la función de Recursos Humanos está compuesta por áreas como convocatoria, selección, contratación, capacitación, inducción y permanencia del personal en la empresa. Para su correcto desempeño es necesario considerar aspectos fundamentales como: La Comunicación organizacional, la Ética Profesional, el Liderazgo y sobre todo el Trabajo en Equipo; todo ello como estrategia fundamental para el camino del éxito empresarial.

Pero ¿que ocurre cuando el personal de una empresa por iniciativa propia; brinda aportes, propone ideas y no es escuchado?
Variedad de empresas que ofrecen diferentes tipos de productos o servicios, incorporanpersonal de trabajo básicamente para cumplir funciones determinadas dentro de su área; una jornada laboral tal vez sacrificada, bajo presión, tensión, estrés y demás factores resultantes de una problemática suscitada en la empresa; como Por ejemplo (escasez de ventas, falta de consumidores, pérdida de imagen, etc) en donde los directivos no consideran importante recolectar una lluvia de ideas, opiniones y sugerencias por parte del personal, restando importancia a una idea posiblemente certera propuesta por un trabajador.
La idea de las diferencias estrictas de trato, capacidades e intelecto por el cargo que desempeña una persona dentro de una empresa, pasaron a ser obsoletas; puesto que tanto el mas alto directivo como el que labora en el área de servicio son de igual importancia y valor dentro de una empresa, prevaleciendo el respeto como seres humanos. Cabe mencionar entonces que se considera una persona sabia, aquella que 80% Escucha y 20% Habla.
Las empresas de actualidad deben buscar incorporar la participación y el aporte de todos los miembros que la conforman ya que son recursos vivos e inteligentes, agentes coactivos y pro activos con creatividad y habilidades, capaces de llevar al éxito organizacional y enfrentar a través de un trabajo en equipo, los desafíos que hoy en día genera la competencia.
El objetivo principal es el de tener una visión individual, grupal y social de la organización, orientada a optimizar el rendimiento laboral y mejorar la calidad de vida de todo el equipo humano que conforma la empresa.

Buscar Por tema

Búsqueda personalizada
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More