Blog de Psicología Organizacional y Recursos Humanos.

Bienvenidos

Este un WebBlog especializado en Psicología Organizacional y de Recursos Humanos.

Artículos

Artículos en temas especializados: Coaching, Gestión por Competencias, Clima y Cultura Organizacional, Motivación, Recursos Humanos, Liderazgo, Management.

Eventos

Te invitamos aparticipar a los eventos programados por la comunidad con respecto a nuestra especialidad.

Comunicandonos

Comparte y comenta los artículos a través de las redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram.

Test Psicológicos

Te proporcionamos acceso a Test psicológicos aplicados al ámbito organizacional

30 de mayo de 2009

El Coaching: ¿Oportunidad o moda?


Por: Miguel J. Roldán


Paul Edwards, co-autor de "Los Mejores Negocios para el Siglo 21", declara que "el coaching es uno de los principales negocios para trabajar por ti mismo de este siglo". A continuación el autor de este artículo resuelve las principales dudas sobre este tema.


¿Que es coaching?, ¿cuál debe ser tu experiencia previa?, ¿qué atributos tiene un Coach de éxito?, ¿cuál es la mejor manera de convertirse en Coach?, no tengo ninguna experiencia formal, ¿podré ser un Coach?, ¿qué debo buscar en un programa de formación de Coaching?, ¿puedo vivir bien como Coach?, ¿qué dicen los medios y los gurus sobre el coaching?


1. ¿Que es coaching?

Coaching es un servicio profesional de acompañamiento a tus clientes (Coachees) donde das feedback, apoyo y seguimiento para la consecución de un objetivo y para ayudarles a mejorar la calidad de vida.


La principal diferencia con otras profesiones donde también se ofrece apoyo es que el coaching es una continua asociación de cooperación con tu cliente basada en la adopción de medidas, TOMAR ACCIÓN y TOMAR DECISIONES.


En esta poderosa alianza, los clientes se encuentran con que hacen más de lo que lo harían por si solos, adquieren mayor confianza en sí mismos, realizan un fuerte impulso en su vida, su carrera, sus relaciones, etc..., toman decisiones más centradas y más eficaces y se sienten más equilibrados en los diferentes aspectos de su vida.


La gente contrata a un Coach cuando están en una transición de cambio profesional, cuando sienten insatisfacción, cuando quieren reevaluar sus opciones de vida y sus valores, o simplemente cuando buscan avances en su vida y en su profesión.


2. ¿Cuál debe ser tu experiencia previa?

Hay muchos tipos de Coaches porque hay muchos tipos de personas. Los Coaches provienen de diferentes ámbitos de experiencia vital y profesional, y es importante que tengan habilidades intersociales acentuadas.


Los Coaches provienen de una gran variedad de experiencias: las empresas, la formación, la consultoría, la comunicación, la psicología, la atención de la salud, las terapias, personas con una gran atención por su crecimiento personal, o simplemente personas que quieren adentrarse en esta apasionante profesión.


3. ¿Qué atributos tiene un Coach de exito?


Tener seguridad en sí mismo, valores, confianza y ser auténticos, estar dispuestos a evolucionar y desarrollarse, saber escuchar a los niveles más profundos, saber cómo filtrar sus propias emociones, juicios y conclusiones, ser curioso, tener un saludable sentido del humor y humildad, decir la verdad, saber cómo enfrentarse a los problemas, abierto, atribuir los resultados obtenidos por sus clientes a estos y no a el mismo, intuitivo, valiente y creativo, y aprovechar los errores para aprender de ellos.


4. ¿Cuál es la mejor manera de convertirse en Coach?


Es probable que tengas una importante experiencia profesional en diferentes ámbitos y que tengas buenas actitudes y sepas manejar diferentes habilidades sociales, pero eso no es suficiente para convertirse en Coach.


Es necesario en primer lugar formarse y en segundo lugar practicar. Si instintivamente llegas a la gente, o les ofreces un hombro en que apoyarse, probablemente estás ya haciendo "coaching" a un cierto nivel.


Date tiempo para formarte en primer lugar y después, durante unos meses, empezar a practicar en tu tiempo libre con algunos clientes. Después ya podrás tomar la decisión de iniciar tu negocio como Coach.


Si quieres usar el coaching en tu empresa, comienza a practicar con tus colaboradores y equipos. Todas las encuestas realizadas, la mas reciente en 23 países con empresas Fortune500, un 83% de los ejecutivos encuestados dicen que el coaching es mas efectivo y rapido, que si solo se aplica consultoria y formación.


5. No tengo ninguna experiencia formal, ¿podré ser un Coach?


Es posible que te estés diciendo, "sé que podría ser bueno en esto y estoy convencido de que seré un gran Coach algún día. ¿Qué tengo que hacer?. No hay mejor forma de hacerlo, salvo formarte, sumergirte en el proceso y adquirir experiencia.


El mejor entrenamiento es el entrenamiento real en situaciones del mundo real. Se puede aplicar inmediatamente con el conocimiento que adquieres en nuestros cursos en tu propia vida: con tu pareja, tus hijos, tus amigos, tus compañeros de trabajo, tus jefes, tus equipos, tus vecinos, tus clientes, tus proveedores y contigo mismo.


6. ¿Qué debo buscar en un programa de formación de coaching?


La buena formación no tiene porque tardar años en completarse. Un buen programa de formación combina: calidad del plan de estudios, información práctica sobre las habilidades de coaching y el proceso, vivir experiencias con otros estudiantes durante el curso, compartir ideas con tu formador, y muchos ejercicios y prácticas en un entorno seguro donde se puede entrenar con libertad y privacidad. EN DEFINITIVA, UN PROGRAMA PRACTICO, NO TEORICO.



‘Moobing’, violencia laboral en la oficina


En México crece desmedidamente la violencia laboral, que en sus diferentes formas se convierte en un mobbing. Es decir “linchamiento emocional en el trabajo”, que se traduce en actos que cada vez son más frecuentes como el acoso sexual, descalificación del desempeño del empleado, asignarle cargas mayores, magnificar sus errores, ignorarlo o amenazarlo verbalmente.


De acuerdo con una investigación realizada por especialistas de varias universidades del país, como la UAM, la UNAM, el IPN y la UdeG, no sólo el acoso sexual va en crecimiento, sino también el acoso psicológico, como forma de violencia simbólica extrema a la que hay que poner atención.


Florencia Peña Saint Martin, antropóloga y maestra en medicina social por la Universidad Autónoma Metropolitana, UAM, menciona que el mobbing es una forma de expresión de la violencia en los espacios laborales, y que es un término acuñado por el psicólogo alemán Heinz Leymann en 1982, que en su consultorio llegaban personas destrozadas emocionalmente con un mismo padrón: acoso laboral.


Peña resalta en entrevista que ese fenómeno ha derivado en el suicidio de cinco por ciento de quienes se tiene registro que lo padecen.


Otros efectos pueden depender de la resistencia emocional de la persona, pues es común que la víctima se someta a tortura psicológica y deriva en fenómenos como el ausentismo laboral, ausencia de compromiso del trabajador con la institución.


La investigadora precisa que el mobbing se relaciona con la lucha por el poder, que está presente casi en todos los ámbitos de la vida cotidiana, en los negocios, instituciones, política, hogar y trabajo.


“Nos llegamos a encontrar ante actitudes depredadoras que buscan la deliberada destrucción psicológica y la aniquilación moral del rival, ocasionando daños graves a su salud”.


Dolores Vargas, empleada de un consorcio editorial, considera que es víctima de mobbing. “No ha sido tanto como para pensar en el suicidio, pero sí en dejar mi trabajo, lo cual no he hecho por necesidad”.


— ¿Por qué crees que eres una víctima?

— Porque en mi oficina son hombres en su mayoría y creo que en algunas cosas he destacado más que varios. Yo cumplo cabalmente con todo lo que se me encarga y hago otras cosas por iniciativa propia y si llego a retrasarme en algo o a tener un error leve, se me recrimina exageradamente, y veo que si alguno de mis compañeros que han conformado una especie de clan de bebedores que llega tarde de comer o no cumple con todo, el jefe no les llama la atención.

Dolores comentó que en un principio situaciones como ésta se daban porque “son hombres”, pero con el tiempo ha escuchado, sin que ellos se den cuenta, que se burlan y se expresan despectivamente de ella. “Me han estado ‘grillando’ desde hace mucho tiempo. Incluso uno de ellos más porque cree que invadí funciones que a él le corresponden y el trabajo lo hice mejor que lo que él ha hecho”.

En tal sentido, en la investigación plasmada en un libro editado por la UAM, se señala que el acoso laboral parece intensificarse en las condiciones que privan en el empleo formal y se vincula con la distribución del poder. También, en el ritmo y la intensidad del trabajo, la productividad en los centros laborales y la competencia entre los empleados.

De acuerdo con el texto, no existen cifras sobre las personas que han sido víctimas, pero en una encuesta realizada entre 307 personas en Guadalajara, Jalisco, coordinada por Manuel Pando y Carolina Aranda, de la Universidad de Guadalajara, 38.6% reportó la presencia de comportamientos de violencia psicológica alta, 47.7% media y 13.7% baja.

Ligia Esther Cortés, de la Universidad Autónoma de Yucatán, define al mobbing en México como “una conducta grupal, sistematizada, dolosa y destructiva, dirigida a un individuo de apariencia tranquila, cumplido, buena persona o buen trabajador que lo agarran de ‘puerquito’ o de ‘barquito’, en donde un cabecilla incita y logra que se haga causa común para fastidiarlo hasta dejarlo en situación de desventaja, indefenso, con todas las de perder, es decir, desmoralizado”.


Violencia laboral

Elementos que se pueden considerar un “mobbing”

1. La presencia de comportamientos violentos de una o varias personas sobre otra u otras.

2. Que estos comportamientos se presenten de manera continua durante cierto tiempo.

3. Que sean verificables.

4. Que exista la intencionalidad de aniquilación o destrucción psicológica.


Bajo amenaza


Actitudes hacia la víctima

1. Critican su trabajo.

2. La aterrorizan.

3. No le hablan.

4. La aíslan.

5. La calumnian.

6. La ridiculizan o se ríen de ella.

7. La acosan sexualmente.

8. Le dan tareas inferiores a sus competencias.

19 de mayo de 2009

Las 15 competencias del coaching

Después de 20 años de investigación, CoachVille, la comunidad de coaches profesionales y el centro de formación más grande del mundo en este ámbito, desarrolló una manera abierta y muy puntual de hacer coaching con todo tipo de clientes con una variedad de necesidades.


Es “El Sistema de CoachVille” y consiste en 5 elementos interrelacionados: Las 15 Competencias Del Coaching, Los 15 Clarificadores, Los 15 Productos, Los 15 Marcos y Los 15 Puntos de Estilo. Este sistema, y su adaptación al estilo personal del coach, tienen como resultado un nivel de coaching superior.


Es igualmente importante decir que con este sistema el tiempo de aprendizaje requerido para aprenderlo se ha reducido en un 90%. Lo que llevaba años para aprender y utilizar de manera eficaz, ahora se puede hacer en menos tiempo.


Un buen conocimiento de estas 15 Competencias es crucial, pues son el “motor” del coaching.


1. Generar conversaciones provocadoras.
Las sesiones de coaching son por lo general cortas. Al escuchar lo que el cliente dice y lo que no dice, al cuestionarte lo que escuchas, al hacer las preguntas adecuadas, buscando claridad, y al compartir con el cliente lo que sabes y como te sientes, una conversación provocadora puede ocurrir en minutos en vez de en meses.

2. Revelar el cliente a sí mismo.
Cuanto mejor se conoce uno a si mismo, mejores decisiones puede tomar. Parte de lo que los Coaches hacen con sus clientes es ayudarles a descubrir sus dones, talentos, deseos, valores, necesidades y sueños, así como ayudarles a entender que es lo que les motiva e inspira. ¿El resultado? Un cliente bien informado, que avanza rápidamente por el camino del auto-descubrimiento.

3. Sacar grandeza.
¿Quién sino el Coach que se ha entrenado para hacer esto diestramente, todos los dias del año? Y, aunque es verdad que pocos clientes vienen a un coach pidiendo específicamente que saquemos a la superficie y desarrollemos su grandeza, esto es lo que hacemos de forma natural cuando le pedimos al cliente que piense y actúe a lo grande, y cuando constantemente le pedimos que suba el listón y sus estándares.

4. Disfrutar inmensamente del cliente.
¿Por qué es "disfrutar con el cliente“ una aptitud? Muy sencillo. Porque cuando disfrutas con un cliente en su totalidad (en los momentos buenos y en los malos), se desarrolla un alto grado de confianza de forma natural. ¿Y cuál es el beneficio? Los clientes corren más riesgos y avanzan más rápidamente porque saben que tu estás completamente presente para ellos.. Cuando la relación entre el coach y el cliente llega a este punto, el coaching es cooperativo y fácil, no pesado.

5. Ampliar los esfuerzos del cliente.
Una de las razones por las que los clientes contratan a un coach es para que les ayuden a hacer más en menos tiempo, más de lo que harían ellos solos. Así pues, el coach actúa como catalizador y acelerador. Al ayudar al cliente a hacer más de lo que han hecho previamente o de lo que se creen capaces de hacer, aparece un importante valor añadido.

6. Navegar vía curiosidad.
El coach que es curioso por naturaleza puede dejarse guiar por esa curiosidad. Al fin y al cabo, los coaches estamos en el negocio del descubrimiento y ¿cómo puedes ayudar al cliente a encontrar nuevas y mejores formas de hacer las cosas, si no eres curioso? Y el verdadero beneficio de la curiosidad es que ambos, el coach y el cliente, aprendan.

7. Reconocer la perfección en cada situación.
Una forma de ver la vida es creer que todo lo que sucede, sucede por una razón perfecta, incluso si no podemos ver o saber cual es esa razón durante nuestra vida. De lo que se trata aquí es de buscar y encontrar como un suceso, problema, situación o característica es perfecta, aún cuando claramente no lo es. Buscando comprender y reconocer la perfección primero, (en vez de ofrecer consejos, técnicas y soluciones de forma automática como cuando te dan con el martillo en la rodilla y la pierna se levanta) es lo que el Coach hace de forma natural.

8. Poner rumbo a lo más importante.
Dependiendo del día, de la hora o incluso del minuto, lo que es más importante para el cliente cambiará. Es la naturaleza de los individuos que se encuentran en una fase de rápido crecimiento en sus vidas. El Coach es a la vez, rápido para identificar esta diana móvil y lo suficientemente flexible para ajustar el coaching para ser efectivo en este nuevo camino.

9. Comunicar claramente.
Esto tendría que ser obvio, ¿sí? Después de todo, cuanto más clara sea la comunicación, menos se interpone en el camino de un gran coaching. Una vez dicho esto, la mayoría de nosotros tenemos "cosillas“ en nuestro estilo de comunicación que frenan la super-conductiva naturaleza del proceso de coaching. Los Coaches trabajan en limpiar esas "cosillas“ que impiden un coaching efectivo. ¿Qué tipo de cosas? Todo tipo, desde prejuicios, juicios, necesidades insatisfechas, “deberías”, “podrías”, discursitos, agendas, arrogancia y miedos. Todo ello se puede eliminar.

10. Contar lo que percibes.
Los clientes confían en nuestras observaciones, intuición e incluso en nuestras "pistas“ para ayudarles a avanzar en la vida. Así que cuanto más a menudo y más fácilmente un coach pueda compartir lo que ve, siente y escucha, añade mayor valor para ese cliente. A menudo, las indicaciones más pequeñas y sutiles son las que pueden actuar como poderosas guías y catalizadores en la vida o en el negocio del cliente.

11. Ser el hincha del cliente.
Cuanto más a menudo , y más profundamente, el coach se convierte en un hincha del cliente a todos los niveles (incluyendo sus acciones, progreso, sueños, características, compromisos, dones y cualidades), más apoyado se sentirá el cliente y mayores serán sus probabilidades de tener éxito. Para el coach, simplemente respaldar no es suficiente, hay otro nivel mucho más elevado de apoyo que se genera cuando el coach opera a nivel de hincha.

12. Explorar nuevos territorios.
El Coach amplía la forma de pensar del cliente tejiendo nuevos conceptos, principios y distinciones durante la sesión de coaching, y también invita al cliente a experimentar con nuevos modelos, formas de hacer las cosas, e incluso identificar nuevas metas o resultados. Los clientes normalmente no piden esto al coach, pero estas son formas clave de crear valor para el cliente.

13. Saborear la verdad.
Puede sonar obvio, pero es más profundo de lo que parece. Después de todo, la verdad está a un nivel por encima de la simple honestidad, siempre hay una verdad sobre una situación, una persona o evento, que cuando se descubre y se articula, puede transformar la vida o el negocio de una persona. Los Coaches han llegado al punto de disfrutar y orientarse entorno a la verdad como una fuente de alegría y de guía.

14. Diseñar un entorno favorable.
El éxito, por no mencionar la evolución personal, puede ser sostenible cuando existen entornos y estructuras de seguridad que lo apoyan. Después de todo, ¿quién quiere depender de la fortaleza o de la voluntad para hacer cosas o para desarrollarse a sí mismo? El Coach se entrena especialmente para ayudar al cliente a diseñar e instalar estos entornos.

15. Respetar a la humanidad del cliente.
Todos tenemos límites, tanto internos como externos, y a pesar de que en el coaching se trata de maximizar el potencial y las oportunidades, todos somos humanos y el Coach lo respeta. El éxito sin estrés es lo que todos perseguimos y reconociendo límites y respetando los distintos caminos al logro, el cliente es individual y universalmente respetado.

Fuente:
The International School of Coaching (TISOC)

17 de mayo de 2009

El tiempo… tu activo más valioso


Son tres las principales inquietudes que quitan el sueño a los dueños de negocios de pequeña y mediana empresa

Tres de las principales inquietudes que quitan el sueño a los dueños de negocios de pequeña y mediana empresa son principalmente:

La falta de dinero en la mayoría de los casos, no conocen su punto de equilibrio, su margen de utilidad y desde luego, no cuentan con un sistema realmente confiable (que no sea la chequera) para predecir su flujo de efectivo.

Los Retos con el equipo ya que al no tener bien claras y definidas las reglas del juego, un buen sistema de reclutamiento y procesos prácticos y eficientes se pasan la vida, preguntando a su personal “¿Cuantas veces te lo he dicho?” a lo que como Coach de Negocios contestaría preguntándole a los dueños ¿Cuántas veces lo has escrito?

La falta de tiempo este último punto, es por mucho el recurso más valioso de cualquier dueño de empresa ya que al ser este un recurso no renovable, debemos asegurarnos de ser más productivos y que lo que hagamos con el, dependerá en gran parte del éxito de nuestras empresas.

Definitivamente mientras más tiempo invirtamos trabajando PARA nuestro negocio en lugar de EN el negocio, obtendremos mejores resultados ya que los costos de no hacerlo de así son muy altos y al no tener claridad sobre esta diferencia los dueños de las empresas, pasan muchas horas trabajando dentro del mismo “apagando fuegos”, haciendo cosas que no deberían simplemente por que no las previeron o no saben como delegarlas eficazmente.

Al inicio de un programa de coaching, algunos de nuestros clientes preocupados me han preguntado, “¿Cómo, ahora debo invertir más tiempo trabajando más horas para entrenarme en mejorar mi negocio?... a menos que los días sean de 36 horas no veo de donde podemos obtener más tiempo”

Sin embargo teniendo en consideración lo valioso de este recurso, precisamente ésta es una prioridad, y les ayudamos a encontrar ese tiempo que necesitan para poder invertirlo en mejorar su empresa, identificamos con ellos a través de un análisis de su uso real del tiempo la cantidad de actividades que hacen a lo largo del día y la semana, el nivel dentro del organigrama que representa cada una de éstas tareas y les pedimos que deleguen las más operativas que por cierto, son las que más tiempo les ocupan y las que fácilmente alguno de sus ayudantes podría efectuar sin mayor problema.

Esto de entrada parece simple pero aquí es donde como Coaches de Negocios nos enfrentamos a uno de los retos más comunes que tienen los dueños, vencer la resistencia para delegar ya que dentro de sus creencias tienen la idea de que nadie podrá hacer estas tareas como ellos mismos.

En este punto, tenemos que tener muy claros mostrándoles cuales serían los 3 principales costos de no hacerlo:

Mientras más tiempo nos movamos en niveles de ayudante en nuestra empresa o niveles muy operativos, sucederán principalmente 2 cosas:

Las tareas nos ocuparán más tiempo ya que implican mayormente hacer actividades, donde empleamos mayor actividad física y también mientras más nos movamos en estos niveles, mayor será la cantidad de estas tareas. Algunos ejemplos de estas tareas son; hacer fila en el banco, encargarse de la cobranza, etc.

Por el contrario mientras más las deleguemos y nos movamos hacia la alta dirección nos percataremos de que el número de ellas es menor, tampoco significan mayor esfuerzo físico y por lo tanto no emplean mucho tiempo ya que mayormente implican toma de decisiones que ayuden a que la operación del negocio sea más eficiente.

Otro de los grandes costos al no invertir adecuadamente nuestro tiempo se refleja, en el dinero ya que por pasar más tiempo resolviendo cosas en vez de delegarlas podríamos perder mucho dinero o bien no tener el suficiente tiempo para generarlo. Analicemos con atención
¿Cuánto gana un ayudante (sueldo) que se ocupe de estas tareas operativas y cuanto debería ganar el dueño de un negocio (utilidades)?

¿Cuánto dinero produce el ayudante y/o el técnico y cuanto puedo producir el dueño con el tiempo que le permita tomar mejores decisiones para invertir y e incrementar sus utilidades?

¿Será que con ese tiempo el dueño no pueda generar fácilmente el dinero suficiente para emplear a un ayudante que desde luego le cueste mucho menos y se haga cargo de “la Talacha”?

El tercer costo más grande y desde luego no menos importante al no emplear nuestro tiempo adecuadamente, es no tener el suficiente FOCO y la visión estratégica que nuestro negocio requieren para crecer ya que al estar inmerso en tareas operativas nuestro foco y la visión son de ese tamaño

Imaginemos a un dueño de un restaurante que al mismo tiempo es “el Chef” como lo más probable es que pase la mayor parte del tiempo en la preparación de los alimentos, toda su atención estará en ello y la calidad de las preguntas que se haga desde ese puesto tendrán que ver más sobre que tipo de ingredientes deba utilizar para preparar los platillos y su visión será en cómo sus comensales se deleitarán al probarlos.

Por el contrario si este mismo dueño entiende que el verdadero negocio NO está en “La Cocina” e invierte más tiempo en la alta dirección (una vez que se haya asegurado que su negocio está dejando utilidades y sus clientes están satisfechos), su FOCO debería estar en cómo generar más negocio, tomar decisiones y hacer mejores inversiones que permitan optimizar los resultados de su empresa desde luego, su visión de futuro será mucho más amplia y consistiría en crecer y diversificarse para llegar a ver sus sueños realizados.


Paradójicamente, cuando decidimos iniciar un negocio tenemos como meta principal TENER una MAYOR CALIDAD de VIDA sin embargo después de un tiempo y por no utilizarlo adecuadamente terminamos, dejando nuestra propia vida dentro del negocio.

9 de mayo de 2009

Expertos piden que el 'mobbing' maternal se incluya en los planes de prevención de riesgos laborales de las empresas


Psicólogos y juristas piden que el acoso o 'mobbing' maternal se tenga en cuenta en la elaboración de los planes de prevención de riesgos laborales de las empresas y que se forme e informe a los trabajadores de cómo actuar en estos casos, según se ha destacado en la 'I Jornada sobre Mobbing Maternal', organizada por Universidad 2015, que se ha celebrado esta semana en Madrid.


MADRID, 9 (EUROPA PRESS)


Psicólogos y juristas piden que el acoso o 'mobbing' maternal se tenga en cuenta en la elaboración de los planes de prevención de riesgos laborales de las empresas y que se forme e informe a los trabajadores de cómo actuar en estos casos, según se ha destacado en la 'I Jornada sobre Mobbing Maternal', organizada por Universidad 2015, que se ha celebrado esta semana en Madrid.


La directora general para la Igualdad en el Empleo del Ministerio de Igualdad, Capitolina Díaz, lamentó que haya una tendencia a pensar que el embarazo reduce la dedicación en la empresa y criticó que "los hombres pierden más días de trabajo por lesiones deportivas, que las mujeres por baja maternal". De hecho, se preguntó "¿qué son 16 semanas en 35 años de vida laboral?".


En este sentido, defendió que "este tipo de acoso no comienza en el momento del parto", sino que también afecta al acceso de empleo (pues las mujeres sin hijos en edad propicia para tenerlos tienen más difícil encontrar trabajo), a la formación profesional y "especialmente" a la promoción dentro de la empresa.

La inspectora de trabajo María Dolores de la Fuente, destacó que no hay que empeñarse "en convertir en heroína a la mujer acosada", pues muchas veces "es imposible aguantar que te hagan la vida imposible y hay que optar por abandonar, aunque hoy en día las mujeres tienen instrumentos y herramientas para defender sus derechos".


Asimismo, consideró que aunque "se ha avanzado mucho", en realidad sigue habiendo discriminación a la mujer, pues se siguen manteniendo categorías en femenino, no hay discriminación positiva, se intuyen diferencias salariales, hay dotes por matrimonio y, por norma general, las empresas no incorporan planes de igualdad.


AYUDAS PARA LA IGUALDAD

Díaz remarcó que los objetivos desde el Gobierno en este tema son "mejorar y adaptar" el marco normativo y proporcionar líneas de información a las empresas sobre sus derechos y obligaciones en relación a la discriminación en el trabajo por razón de sexo, embarazo o maternidad, pues están "poco enteradas".

Además, recordó que las empresas de menos de 250 trabajadores que quieran voluntariamente poner en marcha planes de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres pueden pedir una ayuda de 10.000 euros que cubra los gastos relativos a la implantación del proyecto. Asimismo, a las entidades de más de 250 trabajadores, que deben tener un Plan de Igualdad, se les ofrece un servicio de ayuda técnico para hacer un diagnóstico de su situación en esta materia.

Así, animó a las empresas a "aprovecharse" de las ventajas económicas y productivas existentes en contratación de mujeres y embarazadas, como por ejemplo la reducción de cuota empresaria de 1.200 euros durante cuatro años por contratar de forma indefinida a tiempo completo a una mujer en los 24 meses siguiente al parto, adopción o acogimiento.

Por su parte, la abogada Beatriz Gutiérrez-Solar Calvo recordó que los empresarios deben sancionar obligatoriamente a los empleados que hayan llevado a cabo una conducta acusadora, aunque tienen libertad de cómo hacerlo. "Los empresarios tienen que gestionar esta materia con más seriedad", remarcó.


EMBARAZO COMO OPORTUNIDAD

La psicóloga Sandra Cuadrado exigió a los empresarios que consideren la maternidad como "una oportunidad y no como una amenaza a la rentabilidad". A su juicio, una mujer embarazada aporta buenos valores a la empresa, entre ellos, el de seguridad, estabilidad, fidelidad y apertura a mundos familiares y emocionales. "Una mujer que se siente protegida cuando está embarazada es fiel a la empresa, porque está agusto", señaló.

Al contrario, remarcó que las conductas de acoso maternal en la empresa disminuyen la productividad, la imagen negativa de la empresa y, en el caso de que sean denunciadas, provocarían gastos por incidencias judiciales y sanciones económicas.

En general, considera que se deben transformar los valores culturales de la empresa y piensa que apostar por los planes de igualdad, contribuye a ello y es "una forma de feminizar el mundo empresarial en su sentido de integración".

Por último, Díaz aplaudió que el 80 por ciento de los padres españoles se cojan el permiso de paternidad, pues indica que ha crecido la corresponsabilidad entre la pareja y ha nacido una "nueva generación de padres" que se involucran en las labores de cuidado de los hijos. Por ello, cree "muy positivo" que en tres años dicho permiso o licencia se eleve a 20 días y, más tarde, a los 30.

Buscar Por tema

Búsqueda avanzada