Blog de Psicología Organizacional y Recursos Humanos.

Bienvenidos

Este un WebBlog especializado en Psicología Organizacional y de Recursos Humanos.

Artículos

Artículos en temas especializados: Coaching, Gestión por Competencias, Clima y Cultura Organizacional, Motivación, Recursos Humanos, Liderazgo, Management.

Eventos

Te invitamos aparticipar a los eventos programados por la comunidad con respecto a nuestra especialidad.

Comunicandonos

Comparte y comenta los artículos a través de las redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram.

Test Psicológicos

Te proporcionamos acceso a Test psicológicos aplicados al ámbito organizacional

11 de marzo de 2012

Trabajar mucho, más riesgo de depresión


Los empleados que trabajan largas horas, unas 11 o más, tienen el doble de riesgo de sufrir depresión que aquéllos que trabajan un horario normal de siete u ocho horas, dice un estudio.

La investigación, publicada en PLoS One, siguió a unos 2.000 empleados públicos británicos de mediana edad.

Los científicos de la Universidad de Londres y el Instituto Finlandés de Salud Ocupacional encontraron lo que llaman "una asociación robusta" entre trabajar horas extra y el riesgo de depresión.

En el pasado ya ha habido otros estudios sobre el impacto de trabajar largas horas y el riesgo de que un individuo sufra trastornos psicológicos, como ansiedad o dificultad para dormir.

Pero hasta ahora no se había logrado obtener una conclusión clara sobre el impacto del trabajo excesivo y el riesgo de depresión.
Uno de los principales problemas, afirman los investigadores, es que es difícil comparar el número de horas adicionales trabajadas porque no existe una clasificación estándar de lo que es el "tiempo adicional" de trabajo.

El estudio siguió a los participantes durante un promedio de 5,8 años.

Para la investigación los científicos utilizaron datos del llamado Estudio Whitehall II, que sigue desde 1985 a empleados de 20 departamentos del servicio civil en Londres con una edad de entre 35 y 55 años.

Al inicio y final del estudio los participantes, respondieron a cuestionarios para conocer el estado de su salud mental y el número de horas que trabajaban.
Problema global.

Los investigadores eligieron a trabajadores que estuvieron empleados durante todo el tiempo del estudio y descartaron a los que habían sufrido alguna enfermedad psiquiátrica durante ese tiempo.

La muestra estudiada total fue de 2.123 empleados: 1.626 hombres y 497 mujeres.

Los cuestionarios iniciales mostraron que ninguno de los individuos presentaba alguna enfermedad psicológica.

Para el estudio, los participantes debían responder a la pregunta de "en un día normal de semana, ¿cuántas horas pasa aproximadamente en actividades de trabajo (durante el día y trabajo llevado a su casa)?".

Las respuestas fueron clasificadas como horario estándar (de 7 u 8 horas), una o dos horas de trabajo extra (9 y 10 horas) y tres o cuatro horas de trabajo extra (11 y 12 horas).
Al final del estudio los resultados mostraron que entre aquellos que trabajaban 11 horas o más se vio un riesgo 2,43 veces más grande de sufrir un episodio depresivo mayor que aquellos con un horario de 7 u 8 horas diarias.

E incluso cuando los investigadores tomaron en cuenta factores como alguna enfermedad física crónica, tabaquismo, consumo de alcohol, presión laboral y apoyo social vinculado al trabajo, no se vio un impacto en la asociación entre horas extra trabajadas y riesgo de depresión.

El estudio no investigó cuáles podrían ser las causas de esta asociación, pero creen que las largas horas trabajadas podrían afectar la salud mental cuando surgen conflictos familiares a causa de éstas, o porque el individuo presenta dificultades para "desconectarse" del trabajo o por un incremento prologando en los niveles de cortisol (la hormona del estrés).

Tal como señala la doctora Marianna Virtane, quien dirigió el estudio, la depresión, junto con otros trastornos mentales comunes, ya se convirtieron en todo el mundo en un problema importante de salud pública y por eso es importante analizar las probables fuentes de esta enfermedad.

"Hasta ahora se desconoce la etiología exacta de la depresión, pero se asume extensamente que es multifactorial e involucra factores genéticos, biológicos y psicosociales".

"Aunque ocasionalmente trabajar horas extra puede traer beneficios para el individuo o la sociedad, es importante reconocer que trabajar horas excesivas también está asociado con un incremento en el riesgo de una depresión grave" afirma la investigadora.

10 de marzo de 2012

El currículum empieza en Facebook

La mayoría de los expertos en recursos humanos descartaría a un candidato por su "rastro digital" · El control de la imagen en la red es vital para encontrar un empleo.



A mí también me han echado del trabajo y pienso que mi jefe es un hijo de...; Para que la resaca sea considerada enfermedad laboral; He cerrado más bares que el Ministerio de Sanidad; La felicidad de mi jefe es inversamente proporcional a la mía. Y así se podrían citar miles de grupos de Facebook, cada uno de ellos con varios centenares de integrantes. De ellos, muy pocos saben que si no han activado la herramienta de privacidad, su perfil aparecerá en un buscador de internet al introducir su nombre. En cambio, los departamentos de recursos humanos de las empresas españolas cada vez tienen más presente a internet como herramienta de trabajo, sobre todo a la hora de evaluar a los candidatos a un empleo.

Según una encuesta de Adecco, el 52% de los expertos en recursos humanos afirma que podría descartar a una persona por el rastro digital que pueda dejar en internet, ya sea mediante blogs o perfiles públicos en redes sociales o profesionales. "En el currículum se ve la experiencia profesional del candidatos. Pero los expertos en recursos humanos quieren saber también qué clase de persona es. Y la mayoría de los internautas no se toma en serio su reputación en páginas como Facebook, Tuenti o Youtube", señala Aziz Zaghnane, director de Marketing on line de Creare Lee Hecht Harrison, la consultora de recolocación del Grupo Adecco. No son sólo datos estadísticos. Zaghnane insiste en que por los cursos de recolocación de su consultora han pasado ya desempleados que fueron rechazados en entrevistas de trabajo por su rastro digital. Esta situación abre un debate sobre la privacidad de los datos personales aún sin respuesta legal. Todas las redes sociales ofrecen opciones de privacidad, aunque la mayoría de sus usuarios las ignore. "Es algo que aún se tiene que regularizar. Por ejemplo, te pueden juzgar por una persona que no eres", resalta Zaghnane.

Aislarse de la red tampoco es una solución. Según Adecco, el 40% de las ofertas laborales no se publican, y las únicas vías para acceder a ellas son los contactos, donde las redes sociales y profesionales son determinantes. "Si no estás en internet, virtualmente no existes. Y si buscas trabajo, tienes que estar en internet", subraya el experto. Es más, internet es una oportunidad para mejorar la imagen de un candidato. "Se trata de presentar la persona que el reclutador quiere descubrir, mostrando eventos, artículos, blogs que visita, experiencia profesional, etc", señala.

El uso de internet como herramienta de recursos humanos irá a más. "Ya se habla de una web 3.0, que consistirá en buscadores semánticos que detectarán cualquier cosa que se haya volcado sobre una persona y mostrarlo directamente en pantalla", agrega Aziz Zaghnane. No es ciencia ficción. Los primeros buscadores semánticos, como www.123people.com o www.wink.com ya están aquí.

Recursos para mejorar sus posibilidades de emplearse


Por Andrea Martínez

Para lanzarse a la búsqueda de un empleo, no solo es vital contar con la preparación profesional. Resulta imperioso manejar ciertas destrezas o talentos que podrán acercarle más el objetivo de conseguir una plaza.

Mucha de esta información preparatoria se encuentra disponible, en la red cibernética, tan lejos como un tecleo en su computadora.

El pasado presidente de la Sociedad para la Gerencia de Recursos Humanos, Jaime Núñez, dijo que es crucial para los candidatos a empleos estar preparados con destrezas que van mas allá de su conocimiento en el renglón profesional al que aspiran.

Mientras, Eva González, desarrolladora de negocios de Hewitt Associates, empresa de consultoría en recursos humanos, dijo que debido a lo competitivo que está el mercado laboral se tiene que estar muy preparado pues eso puede ser la diferencia al momento de obtener el empleo.

González explicó que la tendencia al presente es interrogar a los candidatos sobre su capacidad para trabajar en equipo, manejo de presión, flexibilidad en cuanto horarios. Dijo que muchos profesionales despedidos después de décadas de servicio se desconciertan ya que ahora las preguntas giran más en torno al carácter del empleado que sobre sus capacidades profesionales.
Igualmente Núñez explicó que una buena estrategia antes de lanzarse a la caza de un empleo es investigar sobre la historia de la compañía Dijo que a través de la red cibernética resulta sencillo obtener información sobre la historia de distintas compañías.


Cuide su lenguaje corporal

Núñez sostuvo además que es relevante conocer qué hacer antes y después de la entrevista. Sugirió que los candidatos deben estar atentos antes de la entrevista pues muchos patronos cotejan la conducta del candidato en el salón de espera, y, por ejemplo, observan el lenguaje que usa al hablar por teléfono.

"Los candidatos a empleos tienen que hacer un 'switch' (cambio de mentalidad), y verse como un producto y ver cuáles son sus fortalezas. Porque estamos hablando que los patronos tienen una necesidad y los candidatos ofrecen la capacidad de suplir esa necesidad". Por tanto, dijo, se recomienda averiguar por qué surge la necesidad del empleado; si es por crecimiento de la compañía, o es por despido.

Tanto Núñez como González, dijeron que en el resumé el candidato debe destacar sus logros en los trabajos que desempeñó, y no hacer un listado de sus ocupaciones.



"Básicamente lo que hacemos es ayudar a las personas para que puedan entrar en el mercado laboral", dijo Ingrid Martínez, gerente de la OSEA. La oficina se nutre de fondos federales de WIA, y aunque se supone que sea a residentes de San Juan, "no somos restrictivos ya que no podemos discriminar por residencia".

Martínez explicó que se refiere a personas que no cuentan con su diploma de cuarto año a instituciones que le ayudan a obtener esa meta. Agregó que en cuanto a preparaciones vocacionales se les envía a tomar cursos de lo que esté en demanda, según se establezca por su oficina usando como parámetro un informe del Departamento del Trabajo, y luego se determina cuáles son las que están en demanda.


Buscar Por tema

Búsqueda avanzada