Blog de Psicología Organizacional y Recursos Humanos.

Bienvenidos

Este un WebBlog especializado en Psicología Organizacional y de Recursos Humanos.

Artículos

Artículos en temas especializados: Coaching, Gestión por Competencias, Clima y Cultura Organizacional, Motivación, Recursos Humanos, Liderazgo, Management.

Eventos

Te invitamos aparticipar a los eventos programados por la comunidad con respecto a nuestra especialidad.

Comunicandonos

Comparte y comenta los artículos a través de las redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram.

Test Psicológicos

Te proporcionamos acceso a Test psicológicos aplicados al ámbito organizacional

25 de junio de 2012

El trabajo en equipo en las organizaciones.


Todas las sociedades humanas se componen de grupos sociales, en donde sus miembros interactúan y conforman nuevas agrupaciones; encontrándose la familia, amigos y organizaciones laborales. Los integrantes de un grupo humano buscan alcanzar un propósito cuando se reúnen, independiente cualquiera que sea su objetivo es fundamental que los grupos sean conformados por las personas indicadas; ya sea por la selección por parentesco o habilidades requeridas para alcanzar determinados objetivos. Por ello existe una serie de clasificaciones de grupos (ej. Formales /informales) pero que no profundizaremos en esta ocasión, aunque no dejan de ser importantes cuando se conforman grupos. Cuando se conforma un grupo en las organizaciones laborales es importante considerar algunos aspectos, de los cuales podemos destacar los siguientes:

1. En lo grupos, los integrantes cumplen roles, dependiendo de sus conocimientos, experiencia, habilidades, valores, etc. Lo fundamental es que cada integrante es un aporte al desarrollo de las actividades que realiza el grupo.

2. La comunicación es una herramienta útil que favorece a la interacción y desenvolvimiento de los integrantes, debido a que es donde se pueden expresar las opiniones, compartir y distribuir la información en el personal.

3. Los integrantes de los grupos se comprometen con el equipo, para sentirse insertos en el grupo y aumentar la cohesión del grupo.

4. El liderazgo es un aspecto que permite motivar y animar a los integrantes a conseguir las metas. Los líderes son aquellos que visualizan el objetivo y trasmiten a todos el impulso requerido para que el desempeño de las personas sea óptimo.

Dentro de la psicología organizacional es importante el trabajo en equipo, por lo mismo, es indispensable que tomemos en cuenta la conformación de ellos, conocer sus necesidades y recursos, tipo líderes que hay, que tan motivados y satisfechos se encuentran en sus puestos. Por lo mismo el trabajo en equipo permite que sea más fácil la consecución de objetivos, cada integrante puede participar en el equipo empleando sus habilidades y posiblemente contribuya a un mejoramiento en la calidad de vida de sus miembros. Por todo esto, es necesario que el psicólogo de esta área pueda ser capaz de captar y comprender a los grupos, sus metas y sus necesidades, y así logrará valorizar la importancia que tienen para el desarrollo de las organizaciones sociales.


12 de junio de 2012

Trabajar menos, rendir más


Sueñas con acortar tus jornadas laborales? Los expertos dicen que trabajar mejor no tiene porque significar dedicar más esfuerzo o tiempo. Es más: estar más con la familia y los amigos o con un buen libro puede ser muy productivo, porque recarga energías, alimenta el conocimiento, el relax y la inspiración y después se pueden tener más iniciativas o implicación. “Los empresarios valoran los resultados y no las horas en la oficina”, dice Kepa Zubieta, director de Formación y Desarrollo de Recursos Humanos del Grupo Iberdrola, que nos da pistas para ser más productivas.


Aprende a manejar el tiempo. La eficiencia no es solo lograr un efecto determinado, requiere que sea en un tiempo oportuno y prudente. Para conseguirlo hay que “querer ser más eficiente”. Y se puede aprender. “Sería extraño que, si a alguien se le demuestra que de cierta forma se pueden hacer más cosas y de mayor calidad con los mismos costes y flexibilidad horaria, no quiera implantar esa forma de trabajar”, explica Zubieta.

Céntrate en esfuerzos positivos. No da lo mismo la forma en que realizamos el trabajo. Concéntrate en discernir lo que es productivo, y debe ser hecho, de lo que no lo es. Reflexiona y analiza cómo realizas tu labor. Cuánto tardas, por qué haces una cosa antes que otra, qué pasa si evitas un paso… y, por último, pon en marcha y realiza las actuaciones que pueden mejorar los resultados del trabajo y la forma de llevarlo a cabo.

Mide la gestión adecuada. Se realista a la hora de calcular la duración de las tareas. “Podemos aplicar una regla: medir la calidad, la cantidad, el coste y el tiempo de antes y ahora. Controlar estas variables –dice el experto– ayuda a clarificar si hemos mejorado en eficiencia”.

Ten los objetivos claros. Lo primero es la meta. “Luego, hay que conocer los medios de que dispones y hasta dónde se puede llegar con ellos. Por último, establece un proceso en el que el engranaje de tareas te permita hacer más cosas, a costes adecuados, con calidad y más tiempo libre”, explica.

Prioriza las tareas. Solo es posible si tienes claro qué y cómo hacerlo, y te centras en lo fundamental. No dediques tiempo y esfuerzo a tareas o actividades no relevantes. Separa lo urgente de lo importante.

No a los malos hábitos. Comienza por lo difícil. La satisfacción te impulsará a continuar. “Cuidado –advierte Zubieta– con tener demasiados frentes abiertos. También hay que evitar decir que sí a demasiadas cosas o dedicar excesivo tiempo y esfuerzo a lo no relevante”.

Trabaja en equipo. Confía en tus habilidades, pero delega si puedes. ¿Y si los demás no quieren trabajar mejor? “Deja constancia de ello, nos merecemos quejarnos”, dice el experto.

Lucha por el reconocimiento. Ponte en primera línea para optar a las ventajas de trabajar bien: flexibilidad horaria, promoción, reconocimientos, nuevos proyectos...

11 de junio de 2012

Emociones inteligentes versus emociones tóxicas


¿Quién no se encontró alguna vez con una secretaria mal humorada al entrar a una oficina? ¿Cuántas veces no recibió respuesta al saludar a un jefe? Estos detalles que parecen insignificantes en realidad son factores importantes que crean un ambiente “tóxico” en las relaciones laborales e influyen negativamente en los niveles de productividad. El experto en psicología organizacional, José Heresi, advierte sobre la necesidad de hacer un manejo adecuado de las emociones “tóxicas”, convirtiéndolas en emociones “inteligentes”para un mejor trabajo.

¿Pero qué es esto de emociones “tóxicas” y emociones “inteligentes”? Heresi explica que día a día existen problemas a los que uno debe enfrentarse, desde los más triviales como el que se nos terminó la pasta dental, hasta más complejos, como un conflicto laboral. Lo importante es que ante cualquier situación estresante, uno sea capaz de manejar adecuadamente la respuesta.

El especialista en relaciones humanas afirma que en el ámbito laboral, en vez de enfadarse, angustiarse, aturdirse, desesperarse o cualquier otra emoción negativa o “tóxica”, es mejor pensar en una estrategia inteligente para resolver el problema y no crear un clima más tenso. “Es mejor controlar las emociones, vigilarlas ante los eventos inesperados logrando concertar con el otro, en beneficio de todos”, señala.

“Somos lo que pensamos; lo que producen nuestras emociones es nuestro pensamiento. Se tiene un pensamiento y éste inmediatamente dispara una emoción, lo que hace que uno se sienta bien o mal”, agrega Heresi.

La capacidad de manejar inteligentemente las emociones, afirma Heresi, está dormida en la mayoría de las personas y lo único que hay que hacer es despertarla y alimentarla con dos actitudes claves: aprendiendo a escuchar y manejando adecuadamente la sabiduría.


Problemas más frecuentes

La baja autoestima, el exceso de susceptibilidad y la falta de especificación de funciones son algunos de los problemas más recurrentes que afectan las relaciones laborales de los bolivianos, según advierte José Heresi, especialista en Liderazgo para la Transformación.

La baja autoestima es común no sólo entre empleados sino también en ejecutivos de alto rango. Pero a una persona con baja autoestima –según dice- es más fácil potenciarla hacia una autoestima positiva, que a alguien que cuenta con una autoestima demasiado alta, ésta es candidata silenciosa al “suicidio”, porque está acostumbrada a tener éxito y ante un eventual fracaso, se derrumbará fácilmente.

El exceso de susceptibilidad es otro problema frecuente en el país, sin embargo, crea menos problemas donde el espíritu de la gente es más franco y menos susceptible. En cambio, en las regiones donde hay mucha susceptibilidad, las personas se preocupan demasiado de las reacciones de los demás, lo cual resta energía y baja los niveles de productividad.

Otro problema es la falta de especificación de funciones, que hace que muchas veces se usurpen competencias entre compañeros.

Para Heresi, hace falta que los empresarios inviertan en el capital humano de su empresa, no sólo con capacitación y tecnificación, sino también con la formación en el manejo de las emociones, ámbito en el que existe total “analfabetismo”.

Pensamiento emocional
Está científicamente comprobado que el pensamiento emocional domina aproximadamente el 90 por cierto de los comportamientos humanos. El pensamiento racional, el 20 por ciento.


EL SER HUMANO Y LA RESILIENCIA

¿Hoy está deprimido, triste, enojado? El hecho de que hoy tenga esos sentimientos no significa que mañana siga teniéndolos. A pesar de los acontecimientos desestabilizadores con los cuales se enfrenta día a día, el ser humano tiene la capacidad de la volver a su estado normal, a lo cual se denomina “resiliencia”.

José Heresi explica que por más traumática que haya sido una experiencia (fracaso matrimonial, crisis económica, muerte de un ser querido, etc.), el ser humano tiene la capacidad de recobrar su estabilidad emocional y haciendo una comparación con una poligoma que si es aplastada y luego se la suelta, ésta vuelve a su normalidad. “La verdad de hoy no lo será mañana, porque siempre existe la posibilidad de cambiar”, sostiene.

6 de junio de 2012

El 'outplacement' o la nueva vida laboral


Las empresas que ponen en marcha un conjunto de técnicas para reubicar trabajadores cuando por fusiones, adquisiciones y reestructuraciones hay que prescindir de parte del personal, están en pleno auge. DBM Spain, por ejemplo, mantiene un promedio de 3,7 meses en encontrar un puesto de trabajo. Por su parte, QualitySearch, Creade o Humanus Consulting poseen un conocimiento exhaustivo del entorno laboral directivo y se dirigen tanto al mercado local como al internacional.

¿Cómo funcionan estas compañías? ¿Cómo gestionan sus contactos? ¿Qué perfil de trabajador es el que suele acudir a ellas?

La película 'Up in the air', que se estrenó en enero de este año, describe la historia de dos personas -un veterano y una joven aprendiz- cuyo trabajo consiste en comunicar el despido a los trabajadores, cuando sus empresas deciden prescindir de ellos. En la película, el protagonista -interpretado por George Clooney- ha perfeccionado todo un estilo en la entrevista cara a cara, de tal manera que, emocionalmente, su técnica y su veteranía le permiten mantenerse a salvo del drama de la persona que tiene enfrente. Una buena parte de su estrategia consiste en intentar «hacérselo más fácil» al que tiene delante, enganchándole a otras posibilidades laborales y convenciéndole de que lo que parece un mal trago no es, al final, más que «una ventana al éxito».
Una tendencia al alza

En la vida real existen empresas especializadas en recolocar a personal excedente a una nueva ubicación profesional. Se trata de las consultoras de 'outplacement', un concepto que hasta hace unos años pasaba más bien desapercibido pero que con la crisis se está poniendo de moda. En doce meses, el número de programas de recolocación se ha acrecentado en un 22,7%. En 2009 fueron 6.445, frente a los 5.253 de 2008. Según algunos autores, el origen del 'outplacement' se sitúa en Estados Unidos a finales de los años 60. Según otros, se remontaría a los años 1940 cuando los psicólogos industriales estadounidenses ofrecieron ayudan a los soldados que regresaban de la guerra a la vida civil y les entrenaban para buscar empleo. Este tipo de prácticas saltó luego el océano y llegó a Europa. En nuestro país, la legislación obliga a las empresas que presenten un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) a incluir en él un plan social de acompañamiento.


En un programa de 'outplacement' intervienen tres agentes: la empresa, el trabajador afectado y el consultor. En pocas palabras, la empresa contrata los servicios de una consultoría que es la que preparará el camino para reconducir la vida laboral de un empleado que se ve obligado a dejar su puesto de trabajo. Los programas de 'outplacement' que se llevan a cabo abarcan un amplio espectro de niveles profesionales. Los denominados 'senior' se limitan a consejeros, presidentes y directores generales de grandes compañías, mientras que, en una escala inferior, se encuentra el programa de 'marketing personal', que es de iniciación en la búsqueda del primer empleo.

Después del despido, el proceso de recolocación dura de dos a tres meses, el doble con la crisis económica. A cambio de sus servicios, las empresas de 'outplacement' se suelen llevar entre el 10% y el 20% del sueldo anual del trabajador, generalmente con un fijo mínimo. Cuanto más alto sea el puesto del despedido, más cobran estas compañías. «Lo que cobramos a las empresas para recolocar a su ex trabajador depende de la duración del programa, así como si es individual o colectivo», comenta Maribel Vallbona, responsable del área de 'outplacement' de la empresa Quality Search.


Empresas pioneras

«La empresa que nos contrata para dar una salida laboral a la gente que se va a recolocar abona un precio fijo por el programa en la mayoría de los casos. En otros hay una parte fija y otra variable dependiendo del éxito de la recolocación», informan desde DBM.

En España, la estabilidad en el empleo permitió que los servicios de 'outplacement' no fueran necesarios hasta la década de los 80. Una de las primeras compañías fue DBM España, con delegaciones en Madrid y Barcelona. Creada en 1982, esta filial de Drake Beam Morin ha dado servicio a 7.000 compañías y a más de 250.000 profesionales. DBM Spain ha conseguido un sólido posicionamiento en el mercado a través de su metodología de trabajo y conocimiento del entorno laboral español y mantiene un promedio de 3,7 meses en encontrar un puesto de trabajo.
«Los empleados cesantes que reciben un programa de 'outplacement' logran superar la crisis personal y familiar, así como el trauma que puede haber ocasionado el despido, trasformando la crisis en una oportunidad de desarrollo profesional y personal», explica Rafael Vara, director general de DBM Spain. Fundada en Nueva York en 1967, Drake Beam Morin (DBM), es la primera firma en el mundo de recolocación de profesionales, con 230 oficinas localizadas en 85 países. Tiene como clientes, entre otros, al 80% de las empresas del 'Fortune 500' y obtiene la mayor tasa de recolocación del mercado: un 83% de éxitos. Ofrecen sus servicios en 24 idiomas, y han atendido a más de 50.000 empresas y 3 millones de personas.

Otra empresa de 'outplacement' pionera en España fue Arco Ibérica. Fundada en 1986 en Madrid, de la mano de Felipe Uría, en 1991 abrió la primera delegación en Valencia. Allí trabajó más de 20 años Maribel Vallbona, que fundó en 2008, junto a Laura Castellar, la consultora QualitySearch, formada por un equipo de consultores que reúnen hasta 20 años de experiencia en el sector en las áreas de selección, evaluación y 'outplacement', tanto en proyectos locales como internacionales.


Multinacionales

«Es común la utilización del 'outplacement' en empresas que atraviesan procesos de fusión, adquisición o reestructuración. La mayor parte de las empresas que solicitan nuestros servicios son multinacionales de cualquier sector, aunque cada vez tenemos más empresas familiares», comenta Maribel Vallbona.

Fundada en 1988, la consultora Creade (filial de Adecco) gestionó, en 1992, el primer programa de 'outplacement grupal' desarrollado en nuestro país y, en 1993, fueron socios fundadores de la Asociación Española de Consultoras de Outplacement (AECO). Con la fusión en 2005 de Creade y Lee Hetch Harrison -empresa número uno en EE UU-, el grupo Adecco integró todo el negocio de 'outplacement' y consultoría, obteniendo una marca fuerte a nivel mundial. Durante 2008, Creade elevó su facturación un 75%.

Humanus Consulting es otra empresa que cuenta con más de diez años de experiencia en 'outplacement' y gestión de carrera en la Península Ibérica. Con oficina en Madrid, Barcelona y Lisboa, esta empresa es miembro para España y Portugal de la prestigiosa red internacional CareerNet International, que comprende consultorías de distintos países de Europa, Norte y Sur América, Asia y Australia. Así, los miembros de CNI combinan las ventajas de poseer contactos y compartir experiencias a nivel internacional con un profundo conocimiento del mercado local.

4 de junio de 2012

El 'Coaching`un estilo de vida que ayuda a las empresas y el capital humano a crecer.


Por estos días en el mundo corporativo se ha puesto de moda la palabra ‘coaching’, un término poco conocido en el lenguaje cotidiano por ser una profesión nueva en la sociedad Latinoamericana a pesar de llevar años de práctica en Estados Unidos y Europa.


Por ahora podría decirles que son diversas las definiciones que se aplican a la hora de explicarle al común de los mortales de qué se trata esta carrera que se ha convertido en una de las profesiones de mayor crecimiento global, ya que desde ella se promueve que la esencia de los seres humanos está en el SER, no en el hacer y tener como se ha transmitido de generación en generación.

Lo primero que debo decir, antes de adentrarnos en su definición, es que ésta palabra procede del verbo inglés to coach, es decir entrenador y sus orígenes se remontan a algunos programas de mejoramiento personal que comenzaron en Nueva York durante los años 70. De otro lado, también recibió influencia de los procesos de liderazgo que pusieron en marcha los gurúes empresariales en los ochenta.


Lo segundo, es que como lo señalan los expertos, su fin primario es ayudar a mejorar la calidad de vida y el nivel de felicidad de los individuos y en esa medida el bienestar general de un país, pues cuando hay gente feliz, por ende, se crea una sociedad, familia y comunidad sana, sintonizada con el orden y el equilibrio divino.

Son diversas las definiciones que aplican en el universo del ‘coaching’. Personalmente la que me inspira es la de mi Master Coach, Susan Seidman de Coaching For Wellnes y Cumbres: “El coaching es un proceso que potencia a los individuos para ejercer decisiones conscientes alineadas a su máxima visión, manifestadas en acción. Este vehículo hace real la expresión más autentica de los sueños”.

De otra parte, debo decir que el ‘coaching’ es una estrategia de alto impacto en el mundo Organizacional que ha revolucionado a las empresas a propender por resultados extraordinarios enmarcadas en el fortalecimiento y bienestar del capital humano: principal activo de las compañías.

En otras palabras, como lo explican los especialistas, el coaching “podría describirse como una práctica de alquimia que, en vez de convertir algún metal en oro, crea energía infinita y la mueve de lo limitado y limitante a lo ilimitado y posible”.



Una realidad que a los ojos de los seres humanos cuesta debido a las creencias limitantes que afloran a la hora de elegir o tomar decisiones que rompan con los paradigmas creados para pensar que hay cosas imposibles, como a veces se suele suceder, cuando por cualquier circunstancia vemos lejano el resultado que queremos obtener ante un propósito determinado.

Hay que mencionar que el coaching, es una conversación enfocada entre el coach y el coachee(cliente) dirigida a alinear a los individuos con su ‘yo autentico.’ Es decir a encontrar la esencia del ser humano y cuando lo necesite el individuo, a buscar su niño interior, potenciar su talento, creatividad y destrezas para impulsar su productividad en las diferentes áreas de la vida.

Cabe resaltar que cada persona en el mundo, es responsable de lo que sucede en su vida, por lo que cuando encontramos ese equilibrio y armonía con el ‘yo interior’ es como si enviáramos un mensaje al universo de que estamos abiertos a recibir prosperidad y abundancia, no solamente desde la parte material, sino espiritual, de familia, pareja, economía, en fin.

En esa dirección, suceden otras dinámicas que nos llevan a encontrar, como en La película ‘Avatar’, esa conexión con nuestro ‘yo y con los elementos de la naturaleza y demás personas’, a comprender que todos de una u otra manera estamos conectados con la divinidad y entre sí mismos por medio de la energía que mueve el universo.

Pues aunque se piense que la felicidad está en las grandes acontecimientos, se encuentra en las pequeñas cosas de la vida, en las que surgen en el ‘Aquí y ahora’, en el diálogo con nuestros hijos, en un abrazo, una sonrisa, en el llanto, la espontaneidad, la alegría, los pequeños triunfos laborales y personales, en la bondad con que nos relacionamos con los demás, en fin, es decir, en el vivir conectados. Algo que a menudo no se disfruta por estar rememorando el pasado y pensando en el futuro. Que nos impide vivir con pasión cada instante los hechos que suceden en la cotidianidad y el admirar la vida misma¿Qué pasaría si cada uno de los habitantes de la tierra se pusiera de acuerdo para destacar la grandeza que hay en el otro ser humano en vez de mirar sus defectos?

En mi opinión, diría que habría más gente feliz en el mundo, siendo auténticos, sincronizados con el presente y logrando más fácil sus sueños. Ya que gracias al reconocimiento, se mueve al ser humano en otro plano en donde afloran, sus talentos y destrezas para hacer las cosas con pasión y amor, para lograr resultados extraordinarios en cada una de sus acciones.

De esta manera, el estrés, mal del siglo XXI, ya no sería la constante y ni la palabra común en los seres humanos. Con esto no estoy diciendo que la vida no tenga su complejidad. Sino que es el momento de ver la vida de otra manera y generar nuevas dinámicas en nuestra forma de pensar y hacer las cosas para lograr resultados diferentes, como lo dice Albert Einsten.

¿Pero qué tiene que ver el coaching con la prósperidad? Diría que está más ligada de lo que nosotros nos imaginamos, pues en la medida en que los seres humanos aprendamos a ser felices y disfrutar de la vida, a partir de las pequeñas cosas que hacemos en el día a día y reconozcamos el valor que habita en nuestro Ser, descubriendo el diamante en bruto que hay en nuestro corazón, invirtiendo en lo más valioso que tenemos: en ti mismo.

Es como si el universo conspirará para que todo lo que desde nuestra razón se ve imposible, sea posible. Más, cuando en el coaching, a través del diálogo fecundo del coach con el coachee, se ve al ser humano en su grandeza y los juicios que afloran en las mundanas esferas de lo terrenal están ausentes.

Aquí no hay juzgamientos, ni críticas. Solo es una conversación creada desde el amor en donde el Coach, fórmula preguntas poderosas que ayuden a que sus clientes, eleven su nivel de vida y obtengan resultados sorprendentes.

Desde mi visión de formación en el proceso para certificar como Coach empresarial y de vida, el coaching, es la oportunidad de contribuir al crecimiento de otras vidas y ayudar a cada ser humano a encontrarse con sí mismo, por supuesto trabajando en su ‘Ser’. Siendo, como coach, fuente para que ocurra la transformación en otros seres humanos, desde una posición donde yo soy capaz de mover mi observador y variar la interpretación de los hechos.

“Lo más hermoso que podemos hacer en este planeta es servir de instrumento para ayudar a otros a volar y hacer realidad sus sueños, desde una postura de amor, desde el autoconocimiento y la aplicación de un compromiso para mejorar y ese camino la prosperidad y la abundancia entrará por la puerta grande”.

Buscar Por tema

Búsqueda avanzada