Blog de Psicología Organizacional y Recursos Humanos.

Bienvenidos

Este un WebBlog especializado en Psicología Organizacional y de Recursos Humanos.

Artículos

Artículos en temas especializados: Coaching, Gestión por Competencias, Clima y Cultura Organizacional, Motivación, Recursos Humanos, Liderazgo, Management.

Eventos

Te invitamos aparticipar a los eventos programados por la comunidad con respecto a nuestra especialidad.

Comunicandonos

Comparte y comenta los artículos a través de las redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram.

Test Psicológicos

Te proporcionamos acceso a Test psicológicos aplicados al ámbito organizacional

24 de mayo de 2014

Siéntete a gusto en el trabajo

Muchas personas pasan más de la mitad del día en el trabajo. Por ello, es necesario que el ambiente laboral sea lo más cómodo posible.

Armando Bazantes, psicólogo industrial, precisa que el diseño del entorno influye de forma positiva en el desempeño, con evidentes efectos para las organizaciones en términos económicos y en el capital humano.
Este especialista recomienda dedicar 10 minutos a ordenar el lugar de trabajo antes de comenzar la jornada laboral.
Si trabajas en un escritorio no dejes que los periódicos, libros y papeles caoticen el espacio.
Para Bazantes, la gente que prefiere un desorden organizado no ha disfrutado de la felicidad que da una mesa de trabajo ordenada.
“Se maravillarían de lo eficientes que pueden ser si trabajan de una forma menos desordenada”. Para él, la silla de trabajo es crucial para el éxito laboral, ya que muchas personas pasan largos períodos sentados. Sugiere adquirir una silla ergonómica para prevenir los problemas de espalda y del cuello.
La decoración también juega un papel crucial a la hora de mejorar el ambiente laboral.
Muchos detalles marcan a la larga la armonía del equipo de trabajo en una empresa y, por consiguiente, el rendimiento del mismo. Algunas organizaciones usan colores claros en las paredes para crear un entorno acogedor.

23 de mayo de 2014

Revelan los diez puestos de trabajo con fecha de vencimiento

Revelar fotos, alquilar una película o ir a una agencia de viajes se convirtió en tareas propias del siglo pasado. La tecnología ha relegado ciertas profesiones a la categoría de "especie en extinción" 

        
Revelar fotos, alquilar una película o ir a una agencia de viajes se convirtió en tareas propias del siglo pasado. La tecnología ha relegado ciertas profesiones a la categoría de "especie en extinción".

Algunas de ellas son ya la sombra de los que llegaron a ser y otras están, directamente, al borde de la desaparición. Muchos profesionales vieron como poco a poco la tecnología les fue comiendo terreno sin poder hacer nada para remediarlo, relata aun artículo publicado por el diario Expansión.

Un informe de Ciphr, empresa que lleva desde 1982 proporcionando soporte tecnológico a firmas mundialmente conocidas como Volkswagen o Asos, ha recopilado los empleos que se encuentran hoy en día a punto de caer en el olvido. 

Si su trabajo figura en la siguiente lista, quizás sea el momento de replantearse tu futuro laboral. 

1. Encargado de videoclub
En los años 80 y 90 los locales de alquiler de VHS parecían haber llegado para quedarse, pero la facilidad para obtener copias ilegales y el visionado legal online de películas, series o videojuegos ganó la batalla y los videoclubs pasaron de ser un establecimiento habitual en cualquier barrio a una rareza digna de coleccionista.

El estudio destaca el declive y cierre en noviembre del año pasado de Blockbuster, la que parecía la cadena insumergible del alquiler de películas, como ejemplo del fracaso de este modelo de negocio.

2. Trabajador de línea de montaje
Lo que antes era un trabajo eminentemente manual está cada vez más y más robotizado. Es cierto que alguien de carne y hueso tiene que estar manejando todos esos ingenios mecánicos, pero las tareas están prácticamente automatizadas y las fábricas ya no necesitan tantos empleados.

Los hechos son que desde 2008 a 2018 este tipo de puestos sufrirán una caída del 32%. En este desplome tienen también su parte de culpa los componentes extremadamente pequeños de algunos dispositivos tecnológicos que inhabilitan a los humanos para participar en las tareas de su montaje.

3. Agente de viajes
A muchos les cuesta recordar cómo planificaban sus vacaciones en la era pre-Internet. Buscar alojamiento o vuelos por cuenta propia era prácticamente una misión imposible y recurrir a una agencia de viajes resultaba inevitable. Pero las webs de reserva de hoteles, billetes o packs vacacionales al estilo "hágalo usted mismo" están acabando poco a poco con este tipo de servicio.

4. Cajeros de supermercado
Aunque resulte increíble también este tipo de empleo corre peligro. La llegada a los grandes supermercados de cajas automáticas en las que el propio cliente pasa los códigos de barras por el lector y paga su compra como si se tratara de una máquina expendedora sitúa en una posición un tanto incómoda a los cajeros.

Aun así, el elevado coste de estas máquinas demorará su llegada a todas las grandes superficies y hará que los encargados de cobrar las compras tarden bastante tiempo en decir definitivamente adiós.

5. Empleados de tiendas de fotografía
Cuando las cámaras funcionaban con rollos, era necesario recurrir a un profesional para recuperar las instantáneas de las últimas vacaciones o celebraciones familiares. La llegada de los dispositivos digitales acabó con los negativos y convirtió el revelado en algo tan sencillo que podía hacerse en casa. 

Además ya no tenía sentido acumular álbumes en las estanterías: con un simple click se pueden almacenar todas las instantáneas en la computadora o en las redes sociales y verlas cuando así se desee.

Este apogeo de los dispositivos digitales no sólo ha repercutido en las tiendas de fotografía de menos envergadura, sino que gigantes como Kodak o Polaroid estuvieron al borde de la bancarrota.

6. Carteros
El estudio sitúa a los carteros dentro de la zona de peligro, pero informan de que este empleo sobrevivirá unos años más. 

La proliferación de los mails y otras comunicaciones gratuitas hicieron que las cartas queden para nostálgicos, comunicaciones más oficiales y seguras (como las cartas certificadas) o para facturas (si no se opta por una versión electrónica). 

Eso sí, la paquetería es otra historia: la tecnología aún no ha podido sustituir a los repartidores ni ha encontrado una manera ‘virtual' de transportar las mercancías, por lo que esta parte del negocio aún no se ha visto afectada (si acaso favorecida por el auge del comercio online).

Los efectos de la tecnología ya han comenzado a lastrar las empresas dedicadas a la mensajería provocando EREs en compañías como Chronoexprés, filial de Correos, o reduciendo la facturación de firmas como Seur.

7. Operadores telefónicos
Los robots que identifican las frases de sus interlocutores y les responden en consecuencia van ganando terreno, pero los operadores siguen siendo aún necesarios en muchos casos, por lo que se calcula su extinción definitiva también tardará en llegar.

Eso sí, cada vez son más las compañías que acceden a los usuarios a través de aplicaciones de mensajería, emails o herramientas tipo chat (de hecho, este tipo de atención al cliente ha aumentado un 46% el último año) por lo que la profesión de telefonista tal y como se la conoce puede estar tocando a su fin.

8. Taxista
Aunque parezca mentira, los conductores de taxi comienzan a tener su propia competencia tecnológica. Grandes empresas como Apple o Google trabajan ya en la creación de coches inteligentes que puedan moverse por las carreteras sin necesidad de un piloto. 

De hecho, Google ya se ha aventurado y ha lanzado su vehículo autónomo a sortear el tráfico de la gran ciudad. Los expertos calculan que los coches dejarán definitivamente de necesitar un conductor en 2020.

9. Oficinista
Los administrativos también corren peligro porque, como ocurría con los operadores de la de montaje, la tecnología ha facilitado tanto su trabajo que cada vez hacen falta menos personal para llevar a cabo las mismas tareas.

10. Community manager
Es, quizás, el más sorprendente de los puestos en vías de extinción, ya que todo lo que "huele" a social media parece estar de moda. El informe recalca que ahora es un trabajo muy demandado, no paran de crecer las ofertas que buscan este perfil, pero que pronto muchos empleados complementarán sus tareas habituales con la gestión de redes sociales. La especialización en esta área, consideran, es algo pasajero.

Por tanto, esto no significa que las redes sociales vayan a dejar de ser una parte fundamental de cualquier negocio, sino que cualquier trabajador podrá mantener los perfiles de Facebook o Twitter al día, concluye Expansión.

5 de mayo de 2014

5 errores que cometen los jóvenes profesionales

Si ya te graduaste y estás ansioso por empezar a moverte en el mundo laboral, pisa tierra. No todo será fácil para encontrar un buen trabajo. Este será un periodo con largas esperas para entrevistas, desesperación porque quizá no te llamen, u otro motivo, pero mantente firme y evita estos cinco errores que te mencionamos a continuación.

1. “Mi título me asegura el trabajo”

La realidad es que tener un título universitario o de un instituto no te asegura nada en el mercado laboral. Las empresas no se valdrán de tus sendos diplomas para contratarte, pero sí se fijarán en otras fortalezas que tengas y en la promesa de éxito que ven en tí. Lo importante en la entrevista es que resaltes tus habilidades y demuestres que a pesar de tu corta experiencia (porque se supone que ya has tenido prácticas pre-profesionales) tienes todas las ansias de aprender y de hacer.

2. “Me visto como quiero”

Debes estar atento a tu imagen y la de los demás en tu nuevo centro de trabajo. Ya no te puedes vestir como se te dio la gana en la época de la universidad. Aprende sobre la cultura organizacional de la empresa y adáptate a ella. Usa una vestimenta adecuada sin perder tu estilo personal. No uses lentes de sol extravagantes o perfumes y maquillaje demasiado fuertes. Si eres amante de la moda y sus tendencias, está bien, pero siempre con sobriedad.

3. “Perdón por llegar tarde”

Llegar tarde a tu trabajo es una falta de respeto a la empresa, a tus jefes y a tus compañeros de trabajo. Acuérdate que sobre todo en la ciudad capital el tráfico está cada vez más pesado, así que debes salir con suficiente tiempo de anticipación para llegar a tiempo. Ser impuntual es ser descortez y demuestra poco interés ante tu nuevo trabajo.

4. “Sí ya entendí todo” (cuando no entendiste nada)

Si tienes dudas sobre tus actividades, pregunta. Es mejor preguntar varias veces para tener las cosas claras que luego cometer errores con resultados que repercutan en otras acciones. Muestra humildad y con respecto pregunta todo aquello en lo que tienes dudas. No seas un sabelotodo que dice que entendió y al final lo hace todo al revés. La soberbia es gran enemiga del aprendizaje.

5. “Pero si yo saqué 20 en todos mis cursos”

El mercado hoy valora las habilidades y virtudes de los trabajadores, los reclutadores ya no se guían solo en las notas como era antes. Pule tus habilidades, concientiza esos feedbacks negativos y positivos y mejora.
Llévate un aprendizaje de cada entrevista. Aprende de esos errores, esas respuestas que salieron sin pensar. Destaca tus habilidades. Antes de la entrevista infórmate todo lo que puedas sobre la empresa a la que estás aplicando. Y si logras ese trabajo, conviértete en una esponja que absorba todo lo mejor de la cultura organizacional de la empresa y aquellas cosas buenas que te puedan enseñar tus jefes y demás compañeros.
Ahora que te dimos estos tips. ¿Estás listo para ganar?
Fuente: Aptitus.pe

Buscar Por tema

Búsqueda avanzada